Mini créditos al instante

En España es bastante sencillo obtener un minicrédito, ya que hay muchas empresas que se dedican a otorgarlos, en una situación de emergencia puede ser una buena solución, sin embargo, debemos ser muy cautelosos, porque el coste de este tipo de financiación puede resultar bastante alto.

dinero

Necesito dinero, rápido.

¿Cómo podemos acceder a este tipo de minicréditos?

A qué se le llama minicréditos

El primer punto es saber qué se conoce como minicréditos en España, los minicréditos son un tipo de financiación bastante sencilla que puede hacerse incluso en línea y obtener el dinero muy rápido, los importes mínimos y máximos varían de una empresa a otra, lo más común es que te lleguen a prestar hasta un máximo de 500 a 600 euros, sin embargo, puedes encontrar alguna excepción, que te llegue a prestar hasta 800 euros.

También es importante si es la primera vez que solicitas este tipo de minicréditos, porque las empresas que los otorgan, generalmente, la primera vez solo te prestan hasta 300 euros, aunque en este caso también puedes encontrar alguna excepción que te llegue a facilitar hasta 500 euros, la primera vez.

La mayoría de estas empresas, no te prestarán nada si apareces registrado en algún fichero de morosos, como ASNEF, por ejemplo, sin embargo, hasta en este punto podrás encontrar excepciones, de algunas entidades que si te prestarán aún cuando te tenga fichado ASNEF, siempre y cuando dicha deuda no pagada, no sea mayor a los 1.000 euros y no sea con un banco.

Requisitos para obtener un minicrédito

En la cuestión de los requisitos para obtener un minicrédito, también influye mucho el hecho de si es la primera vez que lo solicitas o si ya eras cliente previamente, cuando es la primera vez, tendrás que llenar un formulario de solicitud en línea, escanear tu DNI por ambos lados, escanear tres últimos comprobantes de ingresos y proporcionar un número de cuenta donde quieres que te depositen, el número de tu teléfono móvil y tu correo electrónico.

Normalmente los requisitos antes mencionados suelen ser suficientes, sin embargo algunas entidades pueden llegar a solicitarte que les envíes escaneada tu última declaración de rentas, este último requisito se vuelve indispensable, si eres autónomo o si tus ingresos provienen de alguna otra fuente que no sea nómina.

Ahora bien, cuando ya has pedido algún minicrédito y pagaste puntualmente, ya no tendrás que presentar documento alguno, simplemente solicitarlo en línea y en algunos casos, hasta con un simple mensaje corto (SMS) de tu teléfono móvil y te depositarán en cuestión de minutos.

Coste de los minicréditos

Los minicréditos son caros, asegúrate de utilizarlos con poca frecuencia y por una razón que verdaderamente sea de fuerza mayor, cuestiones de salud, situaciones de emergencia, etc., no para cumplir caprichos, a menos que tengas la disposición de cumplir un capricho a cualquier costo.

Cuando decimos caro, ¿a cuanto nos referimos?, obviamente las tarifas de honorarios por este concepto, varían de una entidad a otra, es por eso que debes consultar a varias entidades y comparar, no decidas a la primera, solo porque te urge obtener el dinero, porque si tuviste la mala suerte de que la primera con la que caíste es de las más caras, podrás llegar a pagar hasta un 50% mensual, imagínate, si pides 500 euros, pagarás ¡750 euros!

En este tipo de financiación, hablar de 28% mensual, es bastante bueno, no deja de ser caro, sin embargo, entre un 28% y un 50% de interés mensual, hay una gran cantidad de dinero de diferencia que te puedes ahorrar si buscas y comparas varias entidades crediticias, para evitar el hecho de mencionar la TAE, estas empresas anuncian el importe que tendrás que pagar por la financiación, como honorarios y no como intereses, vale la pena mencionar que en España, aunque estas entidades si están reguladas, no hay ninguna ley que les imponga un límite máximo de cobro de intereses u honorarios, como sucede en algunos otros países.

Plazos de pago

Los plazos de pago, así como los honorarios, son distintos de una empresa a otra, lo más común es que te ofrezcan plazos de siete días mínimo, 15 días, 21 días o 30 días máximo, sin embargo, como en otros conceptos hay excepciones, puedes llegar a encontrar alguna entidad que te conceda hasta 45 días de plazo máximo.

Por otro lado, la mayoría de estas entidades no permiten prórrogas, si buscas adecuadamente encontrarás algunas que si den prórrogas hasta de 30 días más, obviamente con coste adicional.

presupuesto

Realiza un presupuesto y no te atrases en tus pagos

Precaución

Las empresas que te otorgan los minicréditos, son ajenas a los bancos, pero todas deben contar con su registro mercantil, cuídate de empresas piratas que suelen ofrecerte más dinero a cambio de una garantía hipotecaria, este tipo de negocios te cobran honorarios todavía más altos que los que ya te mencionamos y cuando te llegues a atrasar en tus pagos, los recargos por mora son todavía más exorbitantes, de manera que una deuda que originalmente era pequeña, se puede triplicar con una facilidad enorme y ellos tienen abogados especialistas en despojarte de los bienes inmuebles que hayas puesto como garantía.