Créditos sin nómina

moneyPara las grandes entidades bancarias, no tener nómina es sinónimo de inestabilidad económica, y hasta hace no muchos años, era totalmente impensable poder conseguir un crédito rápido sin nómina.

Con los tiempos que corren, el mercado no ha tenido más remedio que adaptarse, y desde hace un tiempo se está abriendo terreno a los prestamistas privados, que ofrecen un préstamo más objetivo y realista y cuyo único requisito es que dispongas de ingresos periódicos demostrables.

Cuando hablamos de ingresos no nos referimos a la nómina, como puede parecer. Existen otras fuentes de financiación alternativas que son igual de efectivas.

Por este motivo podemos hablar de los créditos sin nómina. Gracias al desarrollo de diferentes métodos de financiación, ajenos a los grandes bancos, podemos decir que los créditos sin nómina son ya una realidad. El mercado económico actual le proporciona más facilidades a quienes necesitan una ayuda tras sufrir un imprevisto.

¿Cómo se consigue un crédito sin nómina?

Como ya hemos comentado, solicitar un préstamo sin nómina no es imposible. Aunque solicitarlo puede resultar más complicado. En la actualidad existen numerosas entidades dedicadas a la financiación a través del crédito rápido que además conceden créditos sin nómina.

Lo primero que tienes que saber, es que, aunque no tengas una nómina, sí que es necesario demostrar que tienes una fuente de ingresos periódica. Si no puedes demostrarlo, no se aprobará ninguna solicitud de crédito rápido, porque ninguna empresa se arriesga a prestar dinero a personas que no tienen medios demostrables para asumir la devolución total del mismo.

inemEsas fuentes de ingresos, alternativas a la nómina, pueden ser las siguientes:

  • Pensión: los pensionistas disfrutan de ingresos periódicos, por lo que podrán solicitar créditos sin nómina, siempre y cuando, el total de la pensión sea suficiente como para reembolsar el crédito y sus comisiones, sin ocasionar otros problemas económicos.
  • Prestación por desempleo: si estás en paro y cobras la prestación por desempleo también puedes solicitar créditos rápidos sin nómina. Solamente necesitarás enviar la documentación que certifique que efectivamente cobras periódicamente una prestación mensual suficiente como para acarrear el coste total del crédito.
  • Alquiler de un inmueble: también es posible que, aunque no tengas nómina, sí que dispongas de algún local o vivienda en propiedad a los que les sacas rentabilidad gracias al alquiler. En este caso, si cada mes percibes un sueldo regular suficiente, también podrás acceder a los créditos sin necesidad de nómina.

Requisítos de los créditos sin nómina

Dependiendo de cada empresa, las condiciones para poder acceder a un crédito sin nómina pueden ser diferentes. Generalmente las entidades que conceden este tipo de créditos sin nómina, suelen exigir demasiados requisitos, con el único objetivo de asegurar la máxima rapidez del servicio y ofrecer mayores probabilidades de concesión.

Los requisitos mínimos que son comunes para todas las entidades son los siguientes:

  • Ser mayor de edad: algunos prestamistas exigen incluso que tengas cumplidos los 21 años, pero en la mayoría de préstamos sin nómina, es suficiente ser mayor de 18 años.
  • Ser residente en España: para poder acceder a un préstamo sin nómina deberás presentar tu Documento Nacional de Identidad (DNI) o Número de Identidad de Extranjero (NIE) y confirmar así que vives en España.
  • Tener una cuenta bancaria: deberás ser el titular de una cuenta corriente para que puedan ingresarte en ella el dinero de tu crédito sin nómina.
  • Tener un teléfono móvil: por lo general suelen ser préstamos sin nómina online, por lo que es necesario que nos envíen un código de activación y confirmación a nuestro teléfono móvil vía SMS. En ocasiones también se puede facilitar un correo electrónico.
  • Ingresos periódicos demostrables: como hemos comentado antes, al tratarse de préstamos sin nómina, unos ingresos estables y suficientes serían una pensión, una prestación por desempleo o una beca, por ejemplo. Siempre tienen que ser justificables, regulares y suficientemente altos como para poder reembolsar el crédito solicitado.

Una de las características principales de los créditos sin nómina es la velocidad de concesión gracias al poco papeleo que requieren. Los prestamistas privados solamente te pedirán la documentación mínima necesaria para poder verificar toda la información y reducir la probabilidad de fraudes.

La documentación que tendrás que presentar a la hora de solicitar el préstamo sin nómina es la siguiente:

  • Justificante de ingresos: pensión, beca, prestación por desempleo, alquiler, etc.
  • Número de cuenta donde necesitas que te ingresen el dinero del crédito que estás solicitando.
  • Fotocopia por las dos caras de tu Documento Nacional de Identidad (DNI) o Número de Identidad de Extranjero (NIE).
  • Teléfono móvil de contacto y/o dirección de correo electrónico.

Ventajas de los créditos sin nómina

  • Puedes conseguir hasta 600 euros a devolver en un plazo máximo de 30 días.
  • Existen también algunas entidades que ofrecen este tipo de créditos rápidos sin nómina más flexibles, y que te permiten solicitar una prórroga del mismo o la amortización anticipada.
  • Te ofrecen la cantidad que solicitas en un tiempo máximo de 48 horas debido a su tramitación íntegramente online.
  • Por el mismo motivo, al solicitar tu crédito sin nómina online, en sólo 15 minutos puedes terminar la gestión de tu solicitud, sin papeleos ni esperas.
  • Durante la tramitación del préstamo no tendrás que justificar la necesidad del dinero ni tampoco la finalidad para la cuál lo requieres.
  • La solicitud del crédito es accesible, cómoda y rápida. Fácil de entender y todo online.
  • Te garantizan la protección de tus datos.
  • Podrás tener el control total de tu crédito sin nómina, con el importe y la fecha de reembolso.
  • Con el préstamo obtenido tras la solicitud de un crédito sin nómina, puedes pagar deudas que estaban generando gastos. En ocasiones el coste de un crédito rápido sin nómina es menor que el de los intereses creados por el impago de deudas.
  • Una vez pagado el total de tu crédito sin nómina, si lo necesitas, puedes solicitar otro inmediatamente.
  • La mayoría de las entidades ofrecen ventajas a antiguos clientes para recompensar su fidelidad, con descuentos, etc.

Inconvenientes de los créditos sin nómina

  • Los intereses de los préstamos rápidos son más elevados, aunque este dato varía según la entidad en la que se solicite.
  • En caso de que no pagues el préstamo, los prestamistas privados proceden casi sin avisar a inscribir tu nombre en una de las listas de morosos como RAI o ASNEF, y al embargo en caso de haber puesto un inmueble como aval.
  • Debes asegurarte de que podrás hacer frente al pago del crédito sin nómina que estás solicitando, porque se trata de tu última oportunidad para deshacerte de la deuda que tengas. Si aún con el crédito sin nómina no puedes pagar, será muy complicado encontrar a nadie que quiera financiarte. Asegúrate de que no haces más grande tu deuda al solicitar un crédito sin nómina.

checklistLa finalidad de los préstamos sin nómina debe ser hacer frente a imprevistos puntuales. En cualquier momento te puede sorprender cualquier hecho inesperado que te obligue a desembolsar una cantidad de dinero con la que no contabas. Si a mediados de mes se te rompe la lavadora y te quedan 15 días para cobrar, lo normal es que no puedas esperar a cobrar para comprarte la lavadora y no te quede más remedio que hacerlo y apretarte el cinturón el resto del mes. En ocasiones eso no es suficiente, y un crédito rápido puede ayudarte. Por ejemplo, si tienes la certeza de que vas a cobrar tu pensión, o tu pago del INEM, etc., y en 15 días vas a poder solventar tu deuda solicitando un mini crédito rápido sin nómina.

Las entidades de capital privado han visto aquí un hueco en el mercado, que los bancos no cubrían, pero que los usuarios reclamaban. Hasta hace unos años todos teníamos la posibilidad de pedir dinero prestado a amigos o familiares, cuando eran pequeñas cantidades, pero en los tiempos que corren, nadie puede prestar, o muy pocos. Por este motivo los prestamistas privados se han lanzado a la aventura y ofrecen préstamos rápidos sin nómina con los que podrás obtener el dinero que necesites.

Son importes pequeños para pagos imprevistos como multas, o averías, meses de mayores gastos, material escolar, etc.

Aún estando inscrito en listas de morosos puedes solicitar tu crédito rápido sin nómina, pero podrás encontrar algunas puertas cerradas ya que no todos los prestamistas conceden créditos con ASNEF y sin nómina.

Por lo general, las entidades de capital privado tienen dos condiciones más que añadir en el caso de que te encuentres inscrito en alguno de estos ficheros. La deuda por la que estás inscrito en ASNEF no puede:

  • Ser superior a 1.000 euros.
  • Estar vinculada con ninguna otra entidad bancaria.

Si cumples estas dos condiciones y no tienes nómina pero sí una fuente de ingresos mensuales suficientes, entonces podrás solicitar préstamos.