defraudadores

Es un mercado que ha crecido mucho, sobre todo en los últimos tiempos, y no siempre con empresas del todo fiables, siendo una prioridad absoluta saber elegir cuál es la empresa que contratamos para evitar las estafas de créditos rápidos.

La precariedad laboral ha hecho que miles de familias dependan de este tipo de créditos rápidos para poder salir adelante en más de una ocasión.

La invasión publicitaria de este tipo de créditos, y conocer que todos, en algún momento hemos tenido que tirar de ellos, hace que cada vez sean más personas las que confían en este tipo de “soluciones” para afrontar sus imprevistos o las dificultades económicas que se les avecinan.

Debido a tanta demanda, cada vez son más las empresas entidades financieras que ofrecen y comercializan este tipo de productos de créditos rápidos.

Algo que podría suponer la solución de muchos para poder afrontar determinados gastos, se convierte en ocasiones en un problema grave, ya que determinadas empresas que ofrece los créditos rápidos, se aprovechan de la situación puntual de emergencia de estas personas, y se llevan a cabo determinadas estafas de los créditos rápidos.

 

En qué consisten las estafas de los créditos rápidosfraude_mix

Lo más importante que debes tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito rápido y evitar posibles fraudes es que debes conocer bien cual es el procedimiento habitual de los fraudes de este tipo, ya que el usuario o víctima en este caso, recibe un daño por duplicado.

Los fraudes o estafas de créditos rápidos consisten en que los estafadores, te solicitan un adelanto del dinero que estás pidiendo, justificándolo como gastos de tramitación del crédito, y pasado un tiempo, cuando ya te has convencido del fraude, y de que has pedido el dinero que has entregado para los gastos, te llaman en nombre de una empresa de reclamaciones, en esta ocasión para ayudarte a recuperar la cantidad estafada.

Esta segunda empresa, la que supuestamente te llama para ayudarte, te solicita también una cantidad como adelanto para comenzar a trabajar, y con la que desaparecen sin dejar rastro.

Por supuesto no todos los estafados caen en la segunda trampa, pero muchos sí, por lo que el engaño es doble.

En cualquier caso las precauciones deben ser las máximas, si estás buscando financiación, sobre todo si necesitas acceder a este tipo de créditos rápidos.

 

Consejos para evitar las estafas de créditos rápidos

A continuación te damos algunos consejos importantes que debes seguir para evitar este tipo de estafas:

Solicita la financiación a entidades de confianza

No te arriesgues con empresas que no conoces, o que no tienen cierto prestigio en el mercado. Si no conoces ninguna entidad, debes informarte bien antes de dar el paso. Evita aquellas en las que no confíes para evitar posibles fraudes.

Puedes mirar si está adscrita a la AEMIP, que es la Asociación Española de Micro Préstamos, ya que esta garantiza la seguridad de los clientes.

Nunca adelantes dinero

Porque para solicitar un préstamo no hace falta que aportes nada por adelantado, de hecho si lo piensas no tiene mucho sentido. Si te solicitan un adelanto, ¡sal corriendo! Porque esto huele a estafa.

Cuando se solicita un crédito rápido, lo normal es que la empresa que te va a dar la financiación te facilite toda la información necesaria sobre sus actividades, intereses que vas a pagar, la cantidad total del dinero que terminarás devolviendo, las comisiones que te cobrarán, etc., pero nunca te pedirán dinero por adelantado.

Si apareces en una lista de morosos

Ten especial cuidado si apareces en una de estas listas ya que serás el objetivo perfecto de estas empresas que se dedican a estafar con los créditos rápidos.

El motivo principal es que cuando aparecemos en un listado de morosos, tipo ASNEF o RAI, conseguir financiación es mucho más complicado, aunque hay algunas empresas que ofrecen créditos con ASNEF, y son legales, pero otras muchas son empresas fraudulentas.

Te solicitan un adelanto en concepto de gestión para borrarte de la lista de morosos y concederte el préstamo después, pero ni te borran de la lista de morosos, ni te dan el préstamo, si no que te estafan.

Recuerda que para salir del ASNEF solo puedes seguir dos caminos:

  • Pagar tu deuda
  • Demostrar que la deuda que se te reclama no es tuya

fraude_onlineDocumentación por escrito de todo el trámite

Cuando contrates cualquier producto financiero asegúrate de recibir toda la documentación por escrito, tanto el contrato como las condiciones que te ofrecen, intereses, comisiones, etc. No te fíes si no te la dan, ya que es una condición imprescindible para detectar el fraude.

Otras medidas de seguridad

Sobre todo para solicitudes online, es importantísimo tener en cuenta algunas medidas de seguridad adicionales:

  • un candado verde en la barra de direcciones indicará que la página en la que te encuentras es segura
  • el protocolo “https” indicara que está activado el protocolo de seguridad.

 

Estos dos consejos son muy básicos, tanto que no solemos hacerles caso, por lo que a partir de ahora, sobre todo si solicitas información en la que tengas que facilitar tus datos fiscales o bancarios, tenlos en cuenta para evitar fraudes.

 

En cualquier caso, es muy importante ser desconfiado y pedir toda la documentación necesaria antes de dar el paso.

Y como siempre decimos, no tomes la costumbre de solicitar los créditos rápidos para poder llegar a fin de mes, ya que la deuda se puede hacer cada vez mayor, y no solucionar sino complicar aun más la situación en la que te encuentras.

Los malos hábitos financieros pueden ser causantes de tus problemas para llegar a fin de mes, por lo que párate a pensar antes en dónde están tus fallos, para ver si puedes ajustar tu economía doméstica para conseguir así un mayor desahogo a fin de mes.

Hay que tener mucho cuidado y actuar con precaución siempre que estemos solicitando un crédito, ya que de no ser así, nos podemos ver envueltos en una estafa.