sociosConseguir un préstamo para tu empresa es mucho más complicado que conseguir un préstamo personal si eres un particular. Esto se debe por un lado a que las operaciones de financiación para empresas suelen ser por un importe mucho más elevado, por lo que el riesgo es mayor, y por otro lado se debe a que con la crisis, los bancos han cerrado el grifo del crédito y, tanto las PYMES como los autónomos han sido de los grupos más perjudicados.

Las entidades financieras están al corriente de las distintas necesidades de las empresas, es por eso que presentan productos bancarios muy diversos dirigidos exclusivamente a estos negocios, entre ellos las cuentas bancarias.

Estas cuentas están pensadas para facilitar la operativa diaria de las empresas ya que permiten realizar pagos, transferencias y traspasos, así como hacer abonos a la Seguridad Social, pagar impuestos o domiciliar las nóminas de los trabajadores, entre otras cosas.

Una de las principales funciones de la financiación para empresas es que permite a las PYMES y a los autónomos crecer y expandir sus negocios, financiando la compra de material nuevo o la apertura de nuevas líneas de investigación, lo que se traduce como un crecimiento a largo plazo.

Pero durante la crisis se han endurecido las condiciones para acceder al circuito oficial de la financiación, y se ha cerrado el grifo del crédito, por lo que muchas empresas han visto cómo el banco les denegaba el acceso al crédito.

Financiación para empresas en el banco

inversionesLo primero que se debe hacer siempre es empezar solicitando la financiación en nuestro banco habitual, el mismo en el que tengamos las cuentas de la empresa, de esta manera los trámites se reducirán porque la entidad ya tendrá prácticamente toda la información que necesita y no tendremos que preocuparnos por tanto papeleo. Además podremos conseguir un interés competitivo, negociar las condiciones y ahorraremos tiempo.

Por otro lado, solicitar el préstamo en nuestro banco también tiene sus desventajas, la principal es que pueden tardar varias semanas, o incluso meses, en darnos una respuesta y además la entidad puede imponer y requerir la contratación de otros productos como tarjetas y seguros.

Durante los últimos años han aparecido compañías de capital privado especializadas en la financiación para empresas. Se trata de nuevas empresas online que conceden préstamos para pymes y autónomos de forma rápida, ágil y a través de plataformas web con el objetivo de facilitar los trámites, reducir el papeleo y aumentar las probabilidades de aprobación del préstamo.

Hay razones para pensar que la financiación para empresas va a mejorar este año y por tanto, autónomos y PYMES tendrán acceso de nuevo a los créditos que tan necesarios resultan en muchas ocasiones.

Una vez pasados los test de estrés de octubre de 2013, el Banco Central Europeo obligó a los bancos con mejores resultados, es decir, las entidades más solventes, a otorgar préstamos a sus clientes con el objetivo de activar de nuevo la economía del país.

El presidente del Banco Central Europeo aseguró que ya había evidencias de que en expectativa de las medidas que va a aplicar la entidad, los bancos están bajando sus tasas de interés y aumentando los volúmenes de préstamos.

Durante los últimos meses han aterrizado en España nuevas opciones de financiación para empresas alternativas a la banca tradicional. Se trata sobre todo de productos que se solicitan y gestionan por internet, de forma rápida y cómoda, como por ejemplo los créditos rápidos o los préstamos P2p.

Según las ultimas noticias, los préstamos para PYMES han crecido un 10,3% durante el 2015 y la tasa de negación es tan solo del 7%, más de un punto por debajo de la zona euro. Parece que la inyección de crédito ha hecho reaccionar a os bancos, que empiezan a facilitar las opciones de financiación para pequeñas y medianas empresas, que son el motor principal de la economía y el empleo en España.

¿Cuáles son las alternativas a la banca tradicional?

prestamos P2PCuando como PYME o autónomo solicitas un crédito para tu empresa y te encuentras con la negativa por parte de las entidades financieras tradicionales no debes pensar que se te cierran todas las puertas. Hay otras alternativas a los bancos para conseguir financiación, como por ejemplo, las plataformas de préstamos entre personas P2p o los prestamistas rápidos que se solicitan a través de internet.

 

  1. Créditos P2P: son plataformas virtuales que ponen en contacto a personas que quieren rentabilizar su dinero, prestándolo con empresas que necesitan conseguir liquidez.
  2. Créditos online: son créditos rápidos que se solicitan y se gestionan online, permiten conseguir financiación para empresas de forma 100% online en pocas horas.
  3. Créditos con garantía hipotecaria: son préstamos que permiten a las empresas conseguir financiación hipotecando un inmueble. Eso si, en caso de impago, se puede perder el bien puesto como garantía.

Antes de solicitar un préstamo debes evaluar la situación en la que se encuentra la empresa, la capacidad de pago y las necesidades de financiación. Además debes pensar en las posibles consecuencias si, tras conseguir la financiación, tienes problemas para afrontar las cuotas impuestas en las condiciones firmadas. Es importante comparar distintas opciones y no dejarse llevar por la prisa ni por la necesidad.

Hay que preguntar siempre por todas las condiciones del producto y leer atentamente el contrato antes de firmar. Si algo no se entiende hay que preguntarlo y asegurarse bien de que lo que estás firmando es realmente lo que necesitas, una ayuda o una solución y no algo que convertirá tu necesidad en un problema al no poder pagar las cuotas.

Casi todas estas cuentas para empresas y negocios presentan características muy similares. Se suelen comercializar sin comisiones, y acostumbran a requerir la domiciliación de recibos.

Dentro del mercado bancario destinado a empresas se encuentran las cuentas crédito. Su operativa es igual a la de una cuenta corriente, pero ofrecen financiación para hacer frente a las necesidades del negocio a corto plazo.

Este tipo de cuentas suelen fijar dos tipos de interés. Por un lado el interés deudor y por otro el interés acreedor. El interés deudor se aplica sobre el saldo dispuesto y puede elegirse entre un tipo fijo y uno variable que se referencia al Euribor a tres meses. Por su parte, el interés acreedor , remunera los saldos positivos.

También conllevan el pago de unos gastos: comisión de apertura y estudio, comisión de disponibilidad y gastos de corretaje de fedatario público.

Líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO)

icoSeguro que en alguna ocasión has escuchado hablar sobre el Instituto de Crédito Oficial (ICO). El ICO es un banco público con naturaleza jurídica de entidad de crédito adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad. Tiene personalidad jurídica , patrimonio, tesorería y gestión propios.

Una de las principales funciones del Instituto de Crédito Oficial es actuar como Banco Público concediendo préstamos a empresas mediante sus líneas de mediación o a través de financiación directa.

Las líneas ICO son líneas de financiación que ofrece el Instituto de Crédito Oficial a través de las entidades de crédito que actúan como intermediarios. Hay una serie de cajas de ahorros y bancos que se dedican a dar, a través de estas líneas de crédito, los fondos que reciben del Instituto de Crédito Oficial.

El ICO se encarga de establecer la dotación económica total y las características y condiciones financieras de las líneas de financiación, mientras que las entidades de crédito son las que realizan el análisis y estudian la viabilidad de la operación. Debido a que son estas entidades de crédito quienes asumen el riesgo de impago, son ellas las que se encargan de establecer las garantías exigibles a los clientes y decidir la concesión del crédito.

Las líneas de financiación ICO están destinadas tanto a financiar proyectos de inversión como necesidades de liquidez de autónomos y empresas.

Para conseguir una línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial es necesario acudir a las entidades bancarias que las gestionan para ver si nos lo conceden porque en última instancia depende de ellas que nos financien o no aunque se trate de unos fondos que provienen del Instituto de Crédito Oficial.