27 octubre, 2020

CCC: significado y estructura

Por Rocío Fernández

¿Sabes cuál es el significado de una cuenta CCC? ¿Conoces las características y la estructura que debe tener? En este post te cuento todo lo que debes saber sobre este sistema de codificación bancaria.

¿Qué es el CCC?

El código de cuenta cliente, más conocido como CCC, es un sistema de codificación que tienen las cuentas de ahorros, corrientes y cualquier producto de una entidad financiera; su función es codificar matemáticamente los contratos de depósitos, préstamos o cualquier otro contrato financiero.

Calculando el CCC de tu cuenta bancaria

El CCC se asigna de manera única a cada cuenta bancaria, de forma que no puede haber dos iguales; además, permite la realización de transferencias entre distintas entidades, entre otras funciones.

El término CCC se comenzó a utilizar en España a finales de los años 80, cuando se desarrolló el Intercambio Electrónico de Datos bancario, EDI, para favorecer la diferenciación de las cuentas de los clientes y el intercambio de datos.

Características

A continuación te muestro cuáles son las principales características del código de cuenta cliente:

  • Número de 20 dígitos que hace referencia a tu número de cuenta bancaria.
  • Pensado para codificar cuentas de ahorros, corrientes y otros productos financieros que permiten dar préstamos o recibir depósitos a los bancos.
  • Denominación internacional: esta denominación solo se utiliza en España, ya que en otros países se nombra de otra forma al código que realiza la misma función.
  • Código IBAN: para obtenerlo es necesario agregar, delante del CCC, 4 caracteres alfanuméricos que indican el país y el código de control o seguridad. Por ejemplo, el código IBAN de Openbank siempre empezará con ESXX 0073.

Estructura del código de cuenta cliente

Cómo he comentado antes, el código de cuenta corriente consta de 20 dígitos; estos están divididos en 4 bloques distintos siguiendo la siguiente estructura: EEEE OOOO DD NNNNNNNNNN.

Esta estructura está pensada para definir un modelo estándar usado por todas las entidades bancarias y, al ser tan largo, permite infinitas combinaciones y cada ciudadano puede tener una cuenta bancaria única.

  • Primeros cuatro dígitos: forman el código de la entidad y son asignados por el Banco de España.
  • Cuatro siguientes: hacen referencia al código de la oficina y se asigna a la sucursal en la que se abrió la cuenta bancaria.
  • Dos dígitos posteriores: son el código de control y son elegidos por un algoritmo para permitir una mayor validez y seguridad de tu cuenta.
  • Últimos 10 números: los asigna la entidad financiera para conocer, de manera interna, la cuenta bancaria de cada uno de sus clientes.

Tipo de entidad financiera

Aunque los 4 primeros dígitos del CCC corresponden al código del banco, los dos primeros hacen referencia al tipo de entidad financiera:

  • 00/01: bancos.
  • 02: cajas de ahorros.
  • 03: cooperativas de crédito.
  • 06: entidades financieras de crédito y de pago.
  • 08: entidades financieras de crédito.
  • 17: establecimientos dedicados a la compraventa de monedas cuya actividad es la comercialización de divisas.
  • 43/44: sociedades de tasación destinadas a la valoración de bienes inmuebles.
  • 98: sociedades de garantía recíproca que ofrecen avales a PYMES.

Cálculo del dígito de control

Cómo he comentado antes, el dígito de control se calcula mediante la realización de un algoritmo matemático; a continuación te muestro cómo se hace:

  1. Se multiplican las cifras de las informaciones a verificar por el factor asociado a su situación en el código.
  2. Suma de las cantidades obtenidas.
  3. Se divide esa suma entre 11: la diferencia entre el resto de la división y 11 será el dígito de control.
  4. Factores asociados: son 6, 3, 7, 9, 10, 5, 8, 4, 2 y 1; los 3 últimos no se usan para calcular el dígito de la entidad financiera.

Uso del código CCC

El código CCC es utilizado a diario para las relaciones interbancarias y de los clientes con los bancos, y viceversa; por ejemplo, no puede realizarse una transferencia un cheque o un pagaré, entre otros, si no se dispone de código de cuenta de cliente. También es imprescindible para las relaciones empresariales, ya que los medios de cobro y pago bancarios deben incluir, obligatoriamente, este código CCC.

En definitiva, el código CCC es el conjunto de dígitos que puedes encontrar en tu número de cuenta corriente o de ahorros y que te permite identificar y diferenciar tu cuenta de la de otro cliente.