Saltar al contenido

Cuentas de Ahorro

14 julio, 2015

TresCerditosHuchaCuando hablamos de cuentas bancarias, incluimos las cuentas de ahorro. Una cuenta de ahorro remunerada es una cuenta bancaria perfecta para rentabilizar tus ahorros. Por lo general, estas cuentas de ahorro remuneradas, ofrecen rentabilidades inferiores a las de un depósito a plazo fijo, pero superiores a las de una cuenta corriente normal.

La diferencia principal con el depósito es que se puede disponer del importe depositado en la cuenta, en cualquier momento y sin penalización. Y la diferencia principal con una cuenta corriente es que la operativa permitida con la cuenta de ahorro es más limitada y no permite hacer ciertas operaciones como contratar determinadas tarjetas, o domiciliar recibos, etc.

Existen un tipo de cuentas llamadas “cuentas remuneradas” que son una mezcla entre las cuentas de ahorro y las cuentas corrientes, ya que por un lado te ofrecen rentabilidad pero por otro te permiten asociar tarjetas, sacar dinero en los cajeros, domiciliar recibos, etc.

Pero vamos a hablar más en detalle acerca de las cuentas de ahorro.

Una cuenta de ahorro es un tipo de cuenta bancaria que ofrece una rentabilidad, de hasta un 2,5% TAE en la actualidad, por el dinero que hayas depositado en ella.

Mediante un contrato con tu banco, el banco custodia el dinero que ingreses en tu cuenta ahorro, y tú obtienes unos rendimientos en forma de intereses por el tiempo que hayas dejado tu dinero en el banco, y aunque puedas disponer de tu saldo en cualquier momento, estas cuentas ahorro están pensadas para mantener el dinero durante cierto tiempo y así ganar más intereses.

profits-618372_640Principales características de una Cuenta Ahorro

  • Ofrecen rentabilidad y por tanto devengan intereses.
  • El capital invertido está garantizado por lo que son una inversión segura.
  • Al poder disponer del dinero en cualquier momento sin penalización, son un producto muy líquido.
  • Normalmente son productos que no tienen comisiones.

El funcionamiento de este tipo de cuentas no tiene ninguna complicación. Es un producto muy sencillo, fácil de entender, contratar y administrar. Tras abrir tu cuenta de ahorro, puedes ingresar o retirar dinero cuando lo necesites, y sin penalización. Se aplica un tipo de interés TAE sobre la media mensual, trimestral o anual, que genera una rentabilidad en forma de beneficios que se ingresan en la propia cuenta de ahorro.

En estas cuentas no se permite domiciliar nóminas, ni recibos, ni medios de pago como tarjetas, etc., a diferencia de las cuentas corrientes o de las cuentas nóminas.

En algunos casos puedes encontrar algunas promociones para que abras tu cuenta de ahorro en alguna entidad concreta. Algunas entidades te ofrecen una rentabilidad promocional muy elevada por un periodo de tiempo reducido, y posteriormente bajan su remuneración. Este hecho lo puedes utilizar a tu favor y cambiar tu cuenta ahorro de banco según te interese ya que las cuentas de ahorro no suelen tener cláusula de permanencia.

Importe mínimo para abrir una Cuenta de Ahorro

Normalmente las cuentas de ahorro no exigen que ingreses ningún importe mínimo, aunque en algunos casos, si quieres conseguir una determinada rentabilidad, conseguir un regalo o para que no te cobren comisiones de administración o mantenimiento, te pueden pedir unos importes concretos. En cada caso la entidad establece un importe mínimo y es importante que te informes en el momento de su contratación.

¿Cuenta de Ahorro, Depósito o Cuenta Corriente?

moneyTanto las cuentas de ahorro como los depósitos a plazo fijo se utilizan para rentabilizar el dinero depositado en una entidad financiera y ambos están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos.

Pero entre ellos podemos encontrar principalmente las dos siguientes diferencias:

  • Una cuenta de ahorro a diferencia de un depósito a plazo fijo permite disponer del dinero sin que el banco aplique una penalización a cambio. Así que si deseas ahorrar pero a la vez quieres tener la capacidad para retirar tu dinero del banco en cualquier momento, es mejor que contrates una cuenta de ahorro.
  • Una cuenta de ahorro generalmente ofrece menos rentabilidad que un depósito a plazo fijo. Si deseas rentabilizar tu dinero y tienes la seguridad de que no lo necesitarás hasta la fecha de vencimiento de un plazo fijo, es más conveniente que contrates un depósito a plazo fijo.

Como hemos comentado anteriormente, la principal deferencia entre una cuenta de ahorro y un depósito es la disponibilidad del dinero: aunque los dos productos son muy similares y te permiten retirar el dinero en cualquier momento, en el caso de la cuenta ahorro, retirar el dinero no suele tener ningún tipo de penalización mientras que en los depósitos si.

También se diferencian en el plazo, ya que las cuentas de ahorro se suelen contratar por un tiempo indefinido, mientras que los depósitos tienen un plazo fijo, por lo que su apertura está limitada en el tiempo. En el caso de las cuentas de ahorro, al no tener un plazo definido, la podemos tener abierta durante el tiempo que queramos, y el banco puede modificar el interés de nuestra cuenta cuando quiera.

Por último, la rentabilidad en el caso de los depósitos suele ser mayor que en las cuentas de ahorro, aunque encontramos excepciones en las promociones que oferta cada entidad.

En realidad, una opción no tiene por qué excluir a la otra. Es perfectamente compatible mantener abierta una cuenta de ahorro con una cierta cantidad de dinero y abrir también uno o varios depósitos bancarios con el capital que no necesitemos.

Si comparamos una cuenta de ahorro y una cuenta corriente, encontraremos básicamente dos diferencias:

  • Las cuentas de ahorro ofrecen tipos de interés más elevados que las cuentas corrientes por el saldo en la cuenta. De esta manera, si quieres rentabilizar tu dinero te compensa abrir una cuenta de ahorro.
  • Las cuentas de ahorro tienen una operativa más limitada que las cuentas corrientes, en casi todos los casos no permiten: domiciliar la nómina, asociar tarjetas, cheques, etc. Por este motivo, si quieres una cuenta para gestionar tu día a día, es preferible que abras una cuenta corriente.

¿Cómo se calcula la rentabilidad de una Cuenta de Ahorro?

prestamos4Si quieres conocer cuales serán los beneficios que obtengas con tu cuenta ahorro, es decir, calcular su rentabilidad, deberás tener en cuenta las siguientes variables:

  • Plazo: tienes que fijarte en el plazo durante el cual nuestro dinero está en la cuenta y el plazo durante el cual renta la cuenta ahorro.
  • La Tasa Anual Equivalente o TAE, para comparar la rentabilidad de distintos productos.
  • El interés real de la cuenta es el Tipo de Interés Nominal o TIN. Te indicará lo que realmente vas a ganar.
  • El saldode la cuenta

Teniendo todos estos datos, podemos calcular la rentabilidad de nuestra cuenta ahorro con la siguiente fórmula:

Saldo de la cuenta x TIN/12 meses x el nº de meses que hemos tenido el dinero en la cuenta = intereses – los impuestos que se queda Hacienda

Las comisiones de las Cuentas de Ahorro

Generalmente las cuentas ahorro no suelen tener comisiones, no obstante es algo de lo que debes informarte bien antes de firmar tu contrato con el banco y asegurarte de que estas abriendo una cuenta de ahorro libre de gastos. En algunas ocasiones podemos encontrarnos comisiones por mantenimiento o por disposición del dinero.

Muchas entidades te exigen tener además una cuenta corriente asociada a tu cuenta de ahorro, mediante la cual podrán hacerse los ingresos y las disposiciones del dinero. En este caso debes asegurarte de que la cuenta asociada sea también una cuenta sin comisiones porque si no al final puedes perder los beneficios de una en la otra.

El banco es quien decide las comisiones y gastos que soportan las cuentas bancarias, y dependerá de las tarifas que quiera aplicar en sus condiciones particulares en contratos de apertura de cuenta corriente, siendo objeto de revisión o modificación posterior por parte del banco siempre que informe a sus clientes.

En el caso de las cuentas de ahorro es posible encontrarlas sin comisiones. Las cuentas online acostumbran a ser gratis en cuanto a su mantenimiento y administración, e incluso algunas entidades permiten realizar traspasos y transferencias sin comisiones por Internet.

Puedes encontrar las cuentas jóvenes que suelen estar exentas de comisiones. Son cuentas corrientes para menores de 23, 28 0 30 años dependiendo del banco que elijas. Para recién nacidos y adolescentes, los bancos también ofrecen cuentas infantiles de ahorro, que remuneran el saldo, que son sin comisiones y no permiten ni cargar domiciliaciones, ni utilizar tarjetas, ni emitir cheques.

Este tipo de cuentas las suelen abrir los padres o abuelos, con el objetivo de ir acumulando ahorros a favor de sus hijos, de forma que puedan contar con ahorros en un futuro que den soporte económico para sus estudios profesionales o universitarios.

¿Cómo elegir una Cuenta de Ahorro?

fajosNo es una tarea difícil, ya que es un producto fácil de entender, de manejar y de contratar. Debes fijarte principalmente en la rentabilidad, el plazo de la oferta (si hay oferta), las comisiones y la solvencia del banco. Pero vamos a verlo un poco más en detalle:

  1. La rentabilidad: obtendrás más ganancias cuanto más rentable sea tu cuenta.
  2. El plazo de la oferta inicial si la tuviese: como ya hemos comentado, algunas entidades ofrecen unas promociones con altas rentabilidades para que abras tu cuenta de ahorro en su banco. En estos casos debes tener en cuenta que esas promociones suelen durar un tiempo determinado de unos tres o cuatro meses.
  3. Las comisiones: la idea de abrir una cuenta de ahorro es cobrar intereses y no pagar comisiones, por tanto una cuenta de ahorro no debería tener nunca comisiones.
  4. La solvencia del banco: en los últimos tiempos la desconfianza en los bancos hace que debamos pensar bien en este punto, aunque el capital está ivertido la creciente preocupación por la solvencia de los bancos hace que éste sea un punto a considerar. Aunque hay que decir que las cuentas de ahorro forman parte de los productos más seguros, ya que son de los primeros en ser reembolsados en caso de quiebra

Casos en los que no debes abrir una Cuenta de Ahorro

Las cuentas de ahorro no siempre le convienen a todo el mundo. En principio son todo ventajas ya que, entre otras cosas te ofrecen una alta rentabilidad y no tienen comisiones. Pero hay tres casos en los que no debes abrir tu cuenta ahorro, sino elegir otro tipo de producto bancario que se adapte mejor a tus expectativas:

a) Si quieres alta rentabilidad a más de 3 meses: la rentabilidad que anuncian las cuentas de ahorro es muy similar a la de los depósitos, pero con una diferencia importante, y es que cae en picado a los tres meses, pasando en muchos casos del 2% al 0,5%. Por tanto en estos casos, es mejor que busques un tipo de depósito a largo plazo.

b) Si quieres una cuenta para operar: la finalidad de una cuenta de ahorro es esa, el ahorro, y para ahorrar hay que dejar quieto el dinero. Si necesitas moverlo para pagar facturas, o recibos, hacer transferencias, etc., es mejor que busques otro tipo de producto como una cuenta corriente sin comisiones, que te permitirá realizar toda la operativa que necesites sin costes.

c) Si le quieres sacar partido a tu nómina: para contratar una cuenta de ahorro en el banco, no te van a exigir que domicilies tu nómina con ellos. Si lo que quieres es sacarle partido a tu nómina puedes buscar entre las cuentas nómina que existen en la actualidad y ver cual es la que más te conviene. Algunos te darán regalos, te harán descuentos, etc., por los ingresos, de esta forma tendrás la rentabilidad de la cuenta ahorro y las ventajas de la cuenta nómina, sin renunciar a nada.

¿Se puede embargar el dinero de una Cuenta Bancaria?

La Ley de enjuiciamiento civil establece algunas limitaciones al embargo de bienes, pero las cuentas bancarias no se libran de los embargos judiciales, siendo algo común el embargo de cuentas corrientes en procedimientos de apremio o embargos ejecutivos, como también en embargos preventivos.

Tendría que haber alguna disposición legal que declarase una cuenta en concreto como inembargable, algo muy poco frecuente. La única excepción reconocida legalmente y que podría evitar el embargo, son los derechos consolidados de un plan de pensiones.

Por otro lado, en caso de situación concursal como persona física o familias, el saldo en cuenta no podrá ser embargado ni apropiado por el banco, si no que se realizarán disposiciones de la cuenta para el cumplimiento del convenio de acreedores en su caso, o para satisfacer una hipotética fase de liquidación previa autorización del juez a la aplicación de fondos.

¿Cuáles son las mejores cuentas de Ahorro del Mercado?

BrotesVerdesAfortunadamente, aún viendo como los productos de ahorro no hacen más que disminuir su rentabilidad mes a mes (como es el caso de los depósitos), las cuentas de ahorro siguen aguantando su nivel medio de rentabilidad.

Puedes consultar los diferentes comparadores que existen en internet y consultar los rankings de cada momento.