Saltar al contenido

Créditos rápidos

Hoy la tecnología está involucrada en todos los ámbitos y el de los préstamos rápidos, no es la excepción, existen una serie de empresas prestamistas, debidamente registradas, que ofrecen otorgarte un crédito rápido, sin necesidad de acudir a oficina alguna, todo el trámite lo haces en la comodidad de tu hogar u oficina, desde tu ordenador.

ordenador
Tecnología a tu servicio

Incluso en muchas de ellas, cuando vas a solicitar un segundo préstamo, como ya tienen toda tu información y si tu comportamiento en el primer crédito fue puntual, con solo enviar un mensaje corto (sms) desde tu teléfono móvil, te depositarán la cantidad deseada.

¿Cómo funciona?

Primero que nada, utilizando el navegador que tu acostumbres, haz una búsqueda de las entidades que proporcionan créditos rápidos en línea (online), en tu país, en este caso España, verás que hay bastante oferta de ellos, lo cual es positivo, porque te permite consultar varios de ellos y comparar los servicios y costes que te ofrecen.

La mayoría de estos sitios tienen un simulador que te permite saber cuánto tendrás que pagar en razón al importe y al plazo que solicites, pues bien, utilizando estos simuladores, compara los honorarios que te cobran las diferentes entidades y al mismo tiempo que haces eso, compara también el tipo de servicio que te ofrecen, máximos de préstamo, máximos de plazo, si permiten realizar prórrogas, en que tiempo te resuelven, etc.

Muchas de estas empresas ofrecen en su publicidad otorgar los créditos en unos cuantos minutos y es cierto lo hacen, pero generalmente a partir del segundo crédito, si tu estás solicitando el crédito por primera vez, tardará un poco más, sin embargo, lo más probable es que no sean más de 72 horas.

Una vez que hayas comparado costes y servicios, habrás tomado la decisión de cual será la entidad a la que le vas a solicitar tu crédito rápido en línea, tendrás que tener a la mano tu DNI, un comprobante de tus ingresos y los datos de tu correo electrónico y tu teléfono móvil, llena entonces el formulario de solicitud, procurando no dejar espacios sin información, algunas entidades te pueden solicitar que envíes los documentos escaneados y eso es todo, espera la respuesta que ya sea positiva o negativa te será comunicada a tu correo electrónico o a tu teléfono móvil.

¿Es conveniente usar este tipo de créditos?

Los créditos rápidos en línea, son bastante caros, sin embargo, si tienes una necesidad económica  inminente y que pueda resolverse con menos de 800 euros, si resulta viable, porque las entidades financieras tradicionales, además de pedirte muchos requisitos tardarán semanas en resolverte si te prestan o no, por eso aunque resulte más caro, te pueden sacar verdaderamente de un apuro, solo ten la precaución de no pedir más de lo que puedas pagar, para evitar problemas futuros.

También es importante que tengas mucho cuidado de no caer en manos de prestamistas particulares que no estén registrados, estos pueden llegar a cobrarte intereses exorbitantes, son usureros que están esperando que no puedas pagar para actuar de manera legal en tu contra y realizarte embargos u otras acciones que lejos de haber sido una solución a tu problema económico temporal, se convierten en otro problema mucho mayor.

Ejemplos de créditos rápidos

Cuando uses el simulador de alguna entidad financiera, coloca el importe que necesitas y el plazo de pago, el simulador te arrojará la cantidad que vas a pagar una vez concluido dicho plazo.

Lo que no te dice el simulador es que porcentaje es el que te están cobrando sobre el importe del dinero prestado, conocer este porcentaje te ayuda a tener un mejor punto de comparación entre las diversas entidades.

Ejemplo, si solicitas 400 euros y vas a pagar en 30 días y el simulador te dice que pagarás 520 euros al final del plazo, entonces te están cobrando un 30% a 30 días.

Si los mismos 400 euros, los vas a pagar en 15 días el simulador te dirá que debes de pagar 460 euros al final del plazo, en este caso, te cobran el 15% a 15 días.

La mayoría de las entidades que otorgan créditos rápidos en línea lo hacen a un máximo de 30 días, sin embargo hay excepciones, algunas solo prestan a 15 o 21 días y algunas otras hasta 45 días, esto también es parte de lo que debes tomar en cuenta cuando estés haciendo tu comparativo.

Los porcentajes que cobran, varían obviamente de una entidad a otra, desde 24% a 30 días, hasta el 50% a 30 días, te recomendamos que no pagues más del 32% a 30 días.

Algunas de estas entidades ofrecen incluso darte el primer préstamo, hasta un máximo de 300 euros, completamente gratis, lo cual es una excelente opción.

tecnología
Desde la comodidad de tu hogar

Conclusión

Como ya has visto, la tecnología nos sirve para muchas cosas, pero cuando la utilizamos para resolver situaciones de emergencia, desde la comodidad de tu hogar, le estamos dando un uso inteligente a la misma.

Lo único que te pido cuando tengas que solicitar uno de estos créditos rápidos en línea, es mucha prudencia, solo pide lo que necesites y que lo puedas pagar en el plazo pactado.