28 octubre, 2020

10 consejos para pedir un préstamo personal

Por Rocío Fernández

En la actualidad, los préstamos personales son la mejor opción para realizar una gran compra, la de un coche o una vivienda por ejemplo, o hacer frente a un gasto importante; por eso, en este post te traigo 10 consejos que te pueden ayudar a la hora de pedir un préstamo rápido.

Firmando la solicitud de un préstamo personal

Requisitos para solicitar un préstamo

Antes de solicitar un préstamo para financiar la compra de un coche, una vivienda o hacer frente a un gran gasto, es importante que recuerdes que debes cumplir una serie de requisitos:

  • Tener más de 18 años.
  • Tener un documento de identidad en vigor: puedes utilizar el DNI, el NIE, el pasaporte o el carnet de conducir, entre otros.
  • Justificar la cantidad exacta que necesitas: debes explicar a la entidad bancaria cuál será el destino del dinero.
  • Mostrar solvencia económica: además, tienes que tener garantía de devolución de la deuda, ya que en los préstamos personales no se suele pedir aval y es la propia persona la que tiene que responder con sus ingresos, derechos y bienes presentes y futuros.
  • No superar tu capacidad máxima de endeudamiento: tampoco puedes estar incluido/a en ninguna lista de morosos y no puedes tener deudas presentes con impagos.
  • Justificante de ingresos: si vas a solicitar un préstamo para autónomos debes aportar tu certificado de alta como profesional por cuenta propia, la cuota de la Seguridad Social o la última declaración del IVA; si eres asalariado solo debes presentar tus últimas 3 nóminas. En caso de no trabajar pero contar con ingresos recurrentes, debes demostrarlos.
  • Declaración del IRPF: debes presentar una fotocopia de la misma.
  • Contrato de trabajo: este requisito depende de la entidad bancaria, ya que algunas exigen que la persona solicitante sea indefinida para aprobar el préstamo.
  • Escrituras de la vivienda: también puedes presentar el contrato de alquiler, la declaración de bienes o una declaración jurada de tu patrimonio.
  • Otras condiciones favorables: algunos bancos te exigen o aconsejan que, para concederte el préstamo, te hagas con un producto de su entidad financiera o lleves tu dinero allí; por ejemplo, es muy habitual solicitar un seguro de hogar o de amortización del préstamo, entre otros, para disfrutar de unas condiciones favorables. Esto no es obligatorio, pero te puede ayudar a disminuir los intereses.

10 Consejos para pedir un préstamo personal

En muchas ocasiones, es necesario pedir un préstamo rápido para adelantar el dinero a tus proveedores, realizar una reforma o hacer frente a un gasto inesperado, por ejemplo, es muy frecuente solicitar un préstamo para Navidad.

A continuación te traigo 10 consejos que te pueden ayudar cuando vas a pedir un préstamo personal.

1. Pide solo el dinero que necesitas

Lo mejor es que pidas solo el dinero que realmente necesitas, ya que la deuda será menor y te costará menos trabajo hacer frente a los gastos. Antiguamente lo más habitual es que las entidades bancarias te ofreciesen una cantidad mayor de la que necesitabas, pudiendo aprovechar ese dinero para comprar nuevos muebles o reformar una habitación.

En la actualidad, los bancos no conceden tantos préstamos y, además, existen intereses y comisiones cuando tienes que devolver el dinero que harán que la suma total sea superior a la que te prestaron; por eso, lo mejor es que ajustes al máximo la cantidad que solicites, evitando intereses innecesarios.

2. Devuélvelo lo antes posible

Lo más recomendable es que intentes devolver el préstamo lo antes posible; eso sí, es importante que analices tus ingresos y te asegures que puedes asumir la cuota periódica que tengas establecida. Debes ajustar el plazo de amortización ya que, cuanto más tiempo tardes, mayores son los intereses porque el banco tiene menos seguridad.

El plazo de devolución suele ser uno de los factores que más incrementa el precio de los préstamos, cuando estos se alargan demasiado en el tiempo; en cambio, si apuestas por cuotas de mayor importe en poco tiempo, los intereses serán menores.

3. No te retrases en los pagos

Es fundamental que no te retrases en los plazos fijados por la entidad bancaria, ya que un solo día puede suponer unos intereses de demora mucho más elevados que los ordinarios.

Del mismo modo, si se repite esta situación o, por algún casual, dejas de pagar una mensualidad, la deuda se incrementa y te pueden embargar los bienes o las cuotas bancarias; por eso, es fundamental que, antes de pedir un préstamo rápido, te asegures que puedes cumplir con los plazos previstos.

4. Justifica el gasto

Una de las principales preguntas a la hora de solicitar un préstamo personal es en qué vas a invertir el dinero, ya que esto da seguridad a la entidad bancaria; por ejemplo, no es lo mismo si esta financiación está destinada a pagar una deuda anterior o a comprarte un coche.

Lo ideal es que, para que el banco te ofrezca unos beneficios a la hora de solicitar el préstamo, presentes los documentos que te ayuden a demostrar para qué quieres el préstamo y en qué vas a invertir el dinero.

5. No solicites demasiados préstamos personales

Los préstamos personales dejan huella en tu historial de crédito y, a la hora de pedir otro en cualquier entidad bancaria, estos podrán verlos antes de aprobar tu solicitud. Si tienes muchas solicitudes, los prestamistas pueden considerar que tienes dificultades y que supones un riesgo, lo que puede hacer que no te lo concedan o que los intereses sean mayores.

Cerrando la solicitud de un préstamo rápido

6. Ten cuidado con la TAE

Todos los préstamos y créditos tienen unos intereses; además, existen otras condiciones que pueden encarecerlos, como las comisiones. Por ello, es fundamental que te fijes en la Tasa Anual Equivalente, es decir, la TAE, ya que esta aúna el coste total del préstamo, con las comisiones, los intereses y los gastos.

7. Compara distintas entidades financieras

Antes de solicitar un préstamo personal, lo mejor es que acudas a distintas entidades financieras para comparar qué productos te ofrecen y cuál te interesa más. También puedes hacerlo en un comparador de préstamos, seleccionando la cantidad que necesitas y rellenando un cuestionario; de esta forma, en unos segundos te puedes hacer una idea de los préstamos que más te interesan.

8. Hazte con un seguro de protección de pagos

Es cierto que el seguro de protección de pagos aumenta el coste, pero está pensado para cubrir los pagos de los préstamos o las tarjetas de crédito si no puedes hacer frente a ellos por una enfermedad o la pérdida de trabajo.

Si apuestas por un seguro de protección de pagos, es importante que compruebes qué entidad te ofrece la opción más económica y, además, debes analizar qué te cubre y qué no cuando realices el contrato.

9. Considera pedir préstamos rápidos por medio de una tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son la opción menos económica de financiación, pero son muy recomendables porque no dejan huella en tu historial de crédito y son ideales para pedir un préstamo rápido; eso sí, debes estar seguro/a de poder devolver el dinero en el plazo ofrecido por la entidad bancaria.

10. Lee la letra pequeña

Es fundamental que leas bien todos los requisitos que pide la entidad bancaria antes de firmar el préstamo personal, para evitar productos financieros que no deseas.

Acuerdo para la concesión de un préstamo personal

Preguntas frecuentes

Para finalizar, estas son las preguntas más frecuentes que me hacen los usuarios que desean pedir un préstamo rápido personal.

¿Dónde pedir un préstamo personal?

En la actualidad, en España son varias las entidades financieras en las que puedes solicitar un préstamo personal; a continuación te mostramos las principales:

  • Bancos.
  • Cajas de ahorro.
  • Cooperativas de ahorro y crédito.
  • Prestamistas privados: esta alternativa supone una fuente de financiación para pedir préstamos rápidos, minipréstamos o créditos online.
  • Plataformas de préstamos entre particulares.
  • Grandes superficies, supermercados y tiendas: permiten la financiación de la compra de determinados productos y suelen tener un interés del 0% durante los primeros meses.
  • Entidades de tarjetas de crédito.

¿Es mejor solicitar un préstamo o un crédito?

Si necesitas financiación es probable que te preguntes si es mejor solicitar un préstamo o un crédito, ya que son productos muy parecidos pero que tienen algunas diferencias importantes. En este caso, debes saber la cantidad que necesitas, el uso que vas a dar al dinero y la documentación que debes presentar para elegir una opción u otra.

El préstamo es la mejor opción si debes hacer frente a un gran gasto y no cuentas con todo el dinero; en este caso, sabes la cantidad concreta que necesitas y dispones de un periodo largo de tiempo para devolverlo. En cambio, el crédito es recomendable si tienes apuros para llegar a final de mes o tienes un gasto pequeño inesperado.

En definitiva, a la hora de pedir un préstamo rápido personal debes tener en cuenta, principalmente, la cantidad que debes solicitar y el tiempo que vas a tardar en devolverlo para que los intereses y las comisiones no sean muy elevadas. ¿Quieres comprarte un coche? No esperes más y solicita tu préstamo.