Saltar al contenido

Ahorra con las cuentas sin comisiones

31 agosto, 2015

sinComisionSon un tipo de cuenta bancaria que se caracteriza por estar exenta de gastos de administración y mantenimiento. Además están libres de comisiones como las de operativa bancaria, ingresos de cheques o transferencias, entre otras.

En rasgos generales son cuentas bancarias gratuitas cuya principal ventaja es la ausencia de comisiones.

Dentro de estas cuentas podemos encontrar algunas en las que también se hayan eliminado el resto de gastos de la operativa, como tarjetas o transferencias gratuitas, así como la gestión de cheques.

La mayoría de los bancos online ofrecen cuentas sin comisiones ni gastos de ningún tipo, y al contrario que los bancos físicos, no exigen la contratación de productos vinculados.

Préstamo sin interesesPor lo general, las comisiones que tienen las cuentas bancarias son:

  • Comisión de mantenimiento de la cuenta corriente
  • Comisión de administración
  • Comisión por transferencia
  • Comisión por ingreso de cheque
  • Comisión por el envío de correspondencia y SMS
  • Cuotas de la tarjeta
  • Comisión por el uso de cajeros automáticos ajenos a la entidad
  • Comisión por descubierto
  • Comisión por reclamación de posiciones deudoras

Las dos últimas son las más difíciles de evitar, mientras que el resto de comisiones se esfumarán en el momento en que abramos una cuenta sin comisiones.

No obstante es mejor preguntar cualquier duda antes de firmar nada para evitar encontrarnos con posibles comisiones en el futuro.

Cómo conseguir una cuenta sin comisiones

tipo-de-interes-prestamosLa mayor parte de los bancos online tienen este tipo de productos, que puedes contratar online o en sus oficinas físicas, aunque estas entidades apuestan sobre todo por las gestiones online. Estos bancos online, como ING, OpenBank, Evo Banco o Triodos, entre otros. Estos bancos ofrecen sus cuentas sin comisiones, en general, para siempre.

También podemos conseguir una cuenta sin comisiones en bancos convencionales, con oficinas en la calle, aunque en este caso puede haber dos tipos de cuentas:

  1. Las que empiezan sin comisiones y pueden empezarlas a cobrar un día: es el caso de las cuentas con contrato indefinido en las que es posible que a los pocos meses el banco nos informe que va a empezar a cobrarnos alguna comisión.
  2. Las que no cobran comisiones desde el principio hasta el final del contrato. Es el caso de las cuentas con permanencia o en las que el banco se compromete a una determinada rentabilidad en un periodo de tiempo.

No obstante hay que estar siempre atentos porque las condiciones pueden cambiar aunque al firmar el contrato de apertura se indiquen unas determinadas condiciones, o lo que es lo mismo, es posible abrir hoy una cuenta sin comisiones y que en unos pocos meses empiece a tenerlas.

La mejor opción es cambiarse de banco para adherirse a una nueva cuenta sin comisiones. En cualquier caso, si el banco decide empezar a cobrar comisiones debe informarte con al menos dos meses de antelación dándole al cliente el derecho a rescindir el contrato.

Qué requisitos tienen las cuentas sin comisiones

Cada entidad tendrá sus requisitos para ofrecerte una cuenta sin comisiones. Dependerá del tipo de cuenta que vayas a contratar, por ejemplo, si vas a contratar una cuenta nómina sin comisiones, el requisito más básico será domiciliar la nómina, en cambio si lo que contratamos es una cuenta corriente, los requisitos serán otros.

También tenemos que diferenciar las cuentas sin comisiones de los bancos físicos de las de los bancos online. Por lo general los bancos tradicionales suelen bajar o eliminar las comisiones según la vinculación que se tenga con ellos. En el caso de los bancos online, al reducir los gastos de oficinas, personal, etc., es habitual encontrar cuentas sin comisiones sin requisitos de apertura que estén disponibles para cualquier usuario.

porcentajesPodemos diferenciar dos tipos de cuentas sin comisiones:

  1. Por el tipo de cuenta: por ejemplo las cuentas nómina, las cuentas corrientes o las cuentas de ahorro.
  2. Por la vinculación que requieran: cuentas sin comisiones y sin vinculación por un lado y cuentas sin comisiones y con vinculación por otro.

 

La mejor alternativa para elegir es utilizar un comparador de productos bancarios, con el que conseguirás toda la información necesaria, y de manera objetiva, para poder decidirte por la mejor cuenta sin comisiones del momento.