26 octubre, 2020

Transferencia vía Banco de España: qué es y cómo hacerla

Por Rocío Fernández

Uno de los problemas de realizar una transferencia ordinaria es que pueden tardar varios días en llegar y, en muchas ocasiones, no se dispone de ese tiempo. ¿Has oído hablar de la transferencia vía Banco de España? En este post te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

¿Qué es la transferencia OMF o urgente?

Una transferencia OMF, también conocida como Órdenes de Movimientos de Fondos o transferencia urgente, es una modalidad que permite ingresar una cantidad de dinero en una cuenta el mismo día que se realiza la operación; es decir, no tienes que esperar uno o dos días para tener a tu disposición ese dinero.

Calculando las comisiones de una transferencia vía Banco de España

Una de las principales particularidades de esta opción bancaria es que se trata de una transferencia vía Banco de España, de ahí que también se conozca por ese nombre. Para poder realizarla, tu entidad bancaria debe tener una cuenta de tesorería en el Banco de España.

Por otro lado, para poder garantizar esa transacción en 24 horas, la transferencia OMF utiliza el sistema TARGET-2, siendo el Banco de España el intermediario, a diferencia de las transferencias habituales que emplean el sistema ordinario SNCE-2, de compensación y liquidación de movimientos entre entidades financieras.

¿Cómo se realiza?

Lo primero que debes saber es que, en función del destinatario, existen dos tipos de transferencia vía Banco de España:

  • Transferencia OMF o urgente en su nombre y por su cuenta: la entidad financiera es la que realiza los movimientos con el banco receptor.
  • Transferencia urgente (OMF) en su nombre y por cuenta de terceros: el banco actúa en nombre del cliente para ordenar movimientos de fondos.

Independientemente del tipo de transferencia que elijas, es importante señalar que la responsabilidad de liquidación final de la transferencia urgente es de la entidad emisora en las cuentas de tesorería, de ambas compañías, en el Banco de España.

En ambos casos, el funcionamiento es muy sencillo. Los clientes deben ordenar una transferencia urgente a la entidad bancaria emisora; es decir, a su banco. Este será el encargado de retirar dicha cuantía de su cuenta y realizar un movimiento de la misma cantidad desde su cuenta de tesorería del Banco de España, en beneficio de la cuenta de tesorería que el receptor dispone en el Banco de España.

Una vez hecho, el Banco de España se encargará de comunicar a la entidad receptora el recibo de la transferencia OMF en su cuenta de tesorería para el cliente al que quieres enviarle el dinero; en ese momento, el banco receptor se encargará de abonar ese importe a la cuenta correspondiente. Todo ello en menos de 24 horas.

Aspectos a tener en cuenta

Para poder ejecutarla, es necesario presentar el número de cuenta de abono, el IBAN; además, lo más recomendable es presentar el código Swift de la entidad beneficiaria, para evitar errores en la emisión.

Recibiendo una transferencia vía Banco de España

Del mismo modo, se dispone de unos minutos para poder anularla; eso sí, una vez procesada en la cuenta de la tesorería del Banco de España es más complicado su anulación. Por otro lado, este tipo de transferencia no se puede realizar online, como las ordinarias.

También es importante señalar que las transferencias vía Banco de España tienen una comisión superior que las ordinarias; esta cantidad depende de la entidad bancaria y de las condiciones de los contratos de servicios del cliente.

La transferencia OMF es perfecta para realizar movimientos de fondos de elevado importe, ya que es mejor pagar unas comisiones más altas que una mayor cuantía por la liquidación de intereses; en cualquier caso, debes conocer los gastos que te supone realizar una transferencia vía Banco de España y una ordinaria, para elegir la alternativa que más te interesa en cada caso.

Plazo de ejecución y abono de una transferencia vía Banco de España

Una de las principales características de las transferencias vía Banco de España es que son muy rápidas, ya que se abonan en el mismo día; eso sí, es importante señalar que estas se liquidan como mínimo, una vez al día, a las 16:00 horas, por lo que se deben ordenar antes para que se abonen, como máximo, a esa hora.

En cambio, si se ordena la transferencia urgente después de las 16:00 horas, esta puede llegar a la cuenta del receptor a las 20:00 horas de ese mismo día o al día siguiente a primera hora, a las 08:00 horas.

¿Cuánto cuestan?

Cómo hemos comentado antes, la transferencia vía Banco de España tiene una comisión superior que una ordinaria, debido a la rapidez del servicio; esta cuantía depende de la entidad emisora.

  • BBVA: tienen una comisión de 0,5% y un mínimo de 6€.
  • Banco Santander: tiene una comisión adicional de 0,05%, cantidad a la que hay que sumarle el 0,3% de las transferencias ordinarias, y un mínimo de 3€.
  • Bankia: las transferencias OMF tienen una comisión de 0,47% y un importe mínimo de 25€.
  • Bankinter: las transferencias urgentes tienen una comisión de 12€.

Ventajas de la transferencia vía Banco de España

La principal ventaja de una transferencia vía Banco de España de una ordinaria es su rapidez, ya que llegan al receptor en el mismo día o, como tarde, a primera hora del día siguiente.

Este tipo de transferencia es muy beneficioso para el envío de grandes cantidades económicas, ya que no tendrás que hacer frente a la liquidación de intereses de varios día; además, evitarás retrasos y suplementos por tardanza de pago.

¿Inconvenientes?

Uno de los principales inconvenientes de las transferencias OMF es que tienen unas comisiones superiores a las ordinarias; además, no se pueden realizar desde tu banca online, por lo que tienes que acudir a una sucursal, lo que hace que solo se puedan emitir de lunes a viernes, en horario de oficina.

En definitiva, una transferencia vía Banco de España es ideal para enviar una cantidad económica a otra persona y que la reciba en un solo día, evitando esperas y retrasos en el pago.