28 octubre, 2020

Bankinter Broker, ¿qué es y cómo funciona?

Por Rocío Fernández

Bankinter Broker es uno de los operadores económicos más viejos del mercado. Lanzado en 1999 fue toda una sorpresa para los usuarios que comenzaban a invertir en bolsa o se interesaban por los activos del momento. Sin prisa pero sin pausa, lo que en un principio fue una prueba se convirtió en una de las bases por la que los clientes llegan hasta nuestras oficinas. Hoy, trabajando con los índices más importantes del negocio (Nyse, París, Xetra, etc) podemos decir que estamos ante una institución a la que nadie le hace sombra.

¿Qué es exactamente Bankinter Broker?

Podríamos decir que Bankinter Broker es la figura intermediaria entre los compradores y vendedores. Como cualquier otro organizador de transacciones, su misión no es otra que hacer de puente para esas entidades o particulares que deciden invertir. Con mucha trayectoria a sus espaldas, nos encontramos con un operador que no ha parado de crecer y al que todavía le queda mucho recorrido por delante gracias a su variedad en las acciones.

Trabajando con todo tipo de formatos (divisas, EFTs, derivados, opciones binarias, etc) cualquiera que quiera meterse en el mundo de la bolsa o conocer de cerca más sobre los activos, tiene aquí un responsable en el que confiar. Con una gama muy completa y la relación que guarda con los mercados (nacionales e internacionales) se puede decir que, haciendo las cosas bien, podemos no solo aprender de todo el contenido que nos ofrece sino ganar algo de dinero con las inversiones.

¿Cómo funciona Bankinter Broker?

El funcionamiento de Bankinter Broker es bastante sencillo. Automatizado por completo, con la cantidad de años que lleva de intermediario, son muchas las facilidades que ha puesto a disposición. Hoy, con tres plataformas diferentes para que nosotros solo tengamos que pensar en aquello por lo que queremos apostar, cualquiera que tenga un mínimo interés puede conseguir hacerse con estrategias. A continuación, para que estés al día sobre las alternativas, te dejamos con ellas:

 Broker online

Para comenzar con las inversiones la plataforma Broker Online es la mejor de todas. Básica como ninguna, nos encontramos con un modelo que, a pesar de dejarnos usar todos los instrumentos financieros que hay, cuenta con algunas limitaciones. Gratuita y bastante simple, lo ideal es que aprendas a manejar las acciones desde aquí para luego seguir avanzando hacia adelante con los diferentes sistemas que el banco pone a tu buena disposición. ¿Serás capaz de ello?

Broker gráfico

Lanzada en 2018, Bankinter Broker quiso apostar por una nueva modalidad que se adaptara a las tecnologías del momento. Con posibilidad de modificar el entorno de trabajo, usar indicadores de análisis o lanzar órdenes predefinidas, nos encontramos con una plataforma que libera algunas de las opciones que vimos bloqueadas con la anterior. El servicio, que también es gratuito, pone a disposición una serie de tutoriales y guiones con los que podemos estar al día:

Broker Plus

Broker Plus es la plataforma más avanzada de todas las que hemos nombrado. Desarrollado como un software profesional desde el que se puede operar con las diferentes acciones, cuenta con una serie de ventajas que el resto ni conoce. Espacios avanzados personalizados, otros niveles de trading mucho más trabajados o conocer el rendimiento de cada una de nuestras acciones son algunos de los detalles que la hacen especial y bastante pro. Con todo ello, a pesar de no ser gratuita como las otras, se ha ido ganando la confianza de quienes probaron la demo y quedaron contentos. A continuación, una pequeña demostración:

¿En qué podemos invertir con Bankinter Broker?

Ahora que conocemos las diferentes plataformas desde las que podemos invertir con Bankinter Broker, lo siguiente será saber el tipo de activos que tenemos a nuestra disposición. Con la idea de que tú puedas disfrutar de un ingreso extra o ver la manera en la que trabaja tu dinero, nos encontramos con una buena cantidad de oportunidades que no debemos dejar pasar. A continuación, para que puedas escoger la que más te gusta, te dejamos con un pequeño listado:

Acciones

Al contado o a crédito, desde aquí podemos comprar y vender productos de todos los estilos. Con más de treinta mercados nacionales e internacionales a nuestra disposición, nos podemos hacer una idea de cuál es el abanico sobre el que vamos a operar. Las acciones, desde Estados Unidos, Francia, Inglaterra o hacia Japón, tienen como misión hacerte ver todas las alternativas con las que cuentas desde un banco que opera en casa pero se expande al resto del mundo.

ETFs

Bankinter Broker cuenta con más de ochocientas ETFs distribuidas por los diez mercados más populares del mundo. Su funcionamiento, que es igual que el de una acción, necesita de una cuenta de valores así como de otra abierta en el mismo banco. Transparencia, flexibilidad y costes más bajos son algunas de las ventajas que supone operar desde aquí. Por supuesto, no podemos olvidar nombres como Lyxor, State Street o Vanguard puesto que son los verdaderos protagonistas del apartado.

Cotizados

Los cotizados son la alternativa barata de la acción. Invertir en Warrants o cualquier otro modelo de finanza no supone tanto riesgo como el que nos dejamos en el primer modelo. Como instrumento que se basa en una opción que se le da al sujeto para comprar o vender, hace las veces de activo subyacente con el que podemos poner un precio y la fecha en la que va a caducar de antemano. Si te has iniciado pero todavía no quieres apostar por rentas fijas quizás este sea una buena alternativa.

Forex

¿Quién no ha escuchado hablar de Forex? Dentro del mercado de divisas se puede decir que sigue reinando todos los titulares y listados que hablan de invertir o de iniciarse en Bolsa. Bankinter Broker, que ha probado con todos los modelos que podamos imaginar, encuentra en este una forma no solo de sacar algo de dinero extra sino de entender cómo va este negocio y cuál es el verdadero camino a tomar. Con quince futuros para una operativa contratable ya hasta veinticuatro si las compramos al contado, nunca podremos ignorarlas.

Futuros

Desde aquí podemos hacernos con dos tipos de contenido. Por un lado tenemos los denominados Futuros que nos llevan a un compromiso de compra/venta de un subyacente a un precio determinado y en una fecha concreta y por otro están las Opciones con las que tenemos la famosa adquisición de un derecho pero donde solo el precio está establecido. IBEX, Mini IBEX, EURO STOXX o DAX son algunos de los ejemplos con mayor demanda del mercado. En cualquier caso, es importante tener en cuenta que aquí el riesgo de pérdida es alto y por ello no todos los inversores estarán preparados para las consecuencias.

Por supuesto, además de los aquí desglosados también contamos con la renta fija, deuda pública española, deuda extranjera, células hipotecarias, deuda subordinada y las deudas senior. En todas ellas debemos estudiar cuáles son los mejores métodos, las estrategias que van a funcionar de cara a un momento futuro así como también importa que controlemos la impaciencia y/o necesidad por llegar a un sitio que cambia cada dos por tres y sobre el que no tenemos ningún tipo de poder.

¿Puedo fiarme de Bankinter Broker?

Todos nos hemos preguntado si podemos fiarnos de Bankinter Broker o perderemos el dinero a la primera de cambio. A pesar de que el factor riesgo siempre va de la mano de cualquier inversión, se puede decir que este banco es uno de los mejores operativos económicos que tenemos en el mercado. Fundado de la mano de Santander en 1965 e iniciado desde 1972 en sus actividades de Bolsa, hoy emite cantidad de órdenes relacionadas con la compra/venta de activos.

Afirmar que ganaremos o que no vamos a perder ni un euro de lo invertido no es algo que podamos hacer como si tal cosa pero en cambio, mirando hacia los números que hemos estado haciendo y en comparación con otros que conocemos, éste es el que mejor funciona a largo plazo ofreciendo cantidades nunca vistas. Las clases y tutoriales de aprendizaje, como plus, también suman a la hora de depositar confianza en un negocio que a menudo se presenta oscuro y cargado de incertidumbre.