vivirxencimaEl dinero nos da tranquilidad y también nos ofrece la posibilidad de disfrutar de aquellas cosas que nos gustan y que para cuyo disfrute, necesitamos dinero.

El problema es que en muchas ocasiones no controlamos realmente esos gastos y encontramos diferentes formas de malgastar el dinero, un problema que nos puede llevar a los números rojos sin darnos cuenta, por lo que debes detectar tus malos hábitos financieros y encontrar el origen del problema.

Cualquier gasto que no nos suponga un beneficio se entiende como un despilfarro, y malgastar el dinero es tremendamente fácil.

Diferentes formas de malgastar el dinero

Podemos encontrar algunas formas de malgastar el dinero más comunes, y para ello vamos a crear un pequeño listado con cinco puntos básicos:

  1. Vicios: empezando por el gasto en alcohol, tabaco y otro tipo de drogas que no te aportan ningún beneficio y te provocan una dependencia que se convierte en una pérdida continua de dinero, además de lo perjudiciales que son para nuestra salud.
  2. Juegos: del mismo modo, los juegos de azar crean un gran problema que nos lleva a malgastar el dinero en un vicio que normalmente no nos lleva a ningún lugar, sólo a desperdiciar nuestro dinero. Aquí también incluimos juegos de consola, descargas, etc., que en muchas ocasiones, por no decir en todas, son un gasto totalmente superfluomalgastareldinero
  3. Comer fuera: un gasto común, del que no nos damos cuenta, pero que nos lleva poco a poco a diferentes formas de malgastar el dinero es la restauración. Y es que comer, desayunar o merendar de forma rutinaria fuera de casa es una de las formas de malgastar el dinero más comunes. Solo tienes que calcular cuanto te gastas cada mes en este tipo de cosas, y comprobar todo lo que supone al año. Además es uno de esos gastos fáciles de suprimir y que no tienen por qué suponernos ningún trauma, siendo mucho más económico desayunar, comer y merendar en casa o en el trabajo, y también más placentero disfrutarlo saliendo sólo de vez en cuando, que de forma diaria.
  4. Tecnología: otro de los puntos clave que nos lleva a formar esta lista de formas de malgastar el dinero es el que se refiere a la tecnología, y es que siempre queremos tener lo más novedoso, a pesar muchas veces de no necesitar tantas prestaciones. Algo que puede suponernos adquirir algunos productos que son caros e innecesarios como un Smartphone nuevo cuando ya tenemos otro que tiene sólo algunos meses.
  5. La compra del supermercado: podemos cerrar esta lista de formas de malgastar el dinero con lo que nos gastamos en el supermercado, o más bien con los artículos que compramos, porque muchas veces compramos alimentos o caprichos que son o deberían ser fácilmente suprimibles.

 

En todo momento estamos hablando de las formas de malgastar el dinero, se supone, cuando la economía no es muy buena y necesitamos hacer algunos recortes.

Antes de decidir medidas más radicales debemos pararnos a pensar dónde está nuestro despilfarro y conocer la manera de solucionar el problema.

 

Cómo evitar las formas de malgastar el dinero

Siempre es más fácil despilfarrar que ahorrar, pero cuando la economía doméstica nos obliga debemos apretarnos el cinturón, y evitar todos los factores que nos están provocando una pérdida de dinero constante.

Para ello debes tomarte tu tiempo y realizar un pequeño listado con todos los movimientos económicos que tienes.

Esta es la mejor manera de encontrar dónde se encuentran los fallos y las formas de malgastar el dinero.

Sobre todo debes fijarte en estos tres sencillos factores:

Ingresos

  • Apunta todos los ingresos que tengáis cada mes, como los sueldos que entran en casa ya sea nomina, prestación por desempleo, pensión, etc., o si existen otros ingresos como la renta de un alquiler que os estén pagando, o de una plaza de garaje, etc.

Gastos

  • Debes apuntar uno por uno los recibos que cada mes vas pagando, gas, luz, agua, teléfonos, televisión, internet, … Incluye también el recibo de la hipoteca y otros créditos si los tuvieras, por ejemplo, la financiación del coche.
  • También debes apuntar gastos fijos como la cuota de la comunidad, el alquiler de la plaza de garaje, colegios, guarderías, etc.
  • Gastos en compras: alimentación, ropa, libros, etc. Debes tenerderrochar en cuenta que existen tarjetas con devolución de compra que te pueden ayudar a ahorrar fácilmente.

Ahorro

  • Calcular el ahorro mensual es sencillo, solo tendrás que obtenerlo restándole los gastos a los ingresos.

 

Si el resultado es cero o negativo, debes revisar uno por uno los recibos para ver cuál de tus gastos es prescindible y encontrar una solución. También debes tener cuidado con el gasto que realizas con las tarjetas bancarias, e intentar evitar pagar a crédito cada mes.

 

Como hemos comentado ya hay muchas formas de malgastar el dinero, y es ahí donde debemos hacer hincapié para encontrar la manera de poder ahorrar algo de dinero cada mes.

Una de las formas de malgastar el dinero que no tenemos normalmente en cuenta la encontramos en los productos financieros y en sus comisiones.

Hoy en día es muy fácil encontrar bancos que nos ofrezcan los servicios sin cobrarnos ninguna comisión, como las cuentas sin comisiones, pero puede ser que si llevamos tiempo en la misma entidad, y no le hacemos mucho caso a las cuentas, nos estén cobrando comisiones que son totalmente prescindibles.

Por eso debes revisarte los contratos o acercarte a tu entidad bancaria para consultar las condiciones de los préstamos que tienes. Si se pueden revisar a tu favor, mucho mejor.

Puede ocurrir que cuando firmases tu hipoteca o un determinado tipo de préstamo, las condiciones fueran las más favorables del momento, pero en la actualidad la competencia es tan grande que puedes encontrar ofertas muy interesantes sin comisiones, sin clausula suelo, sin intereses y sin gastos de ningún tipo.

 

No obstante, puede que la ayuda de un experto te sirva para salir adelante, pero encontrar las diferentes formas de malgastar el dinero te puede ayudar a atacar el problema desde la raíz.

En los tiempos que corren cualquier gasto superfluo está de más, y ajustarnos el cinturón supone darle prioridad a los gastos básicos imprescindible y dejar de lado todo lo demás.

Poder ahorrar algo de dinero cada mes puede suponerte una ayuda importante en caso de necesidad más adelante.