28 octubre, 2020

Préstamos con Asnef, ¿puedo solicitarlo?

Por Rocío Fernández

Ante una oferta de crédito que ha crecido con el paso del tiempo, pedir préstamos con Asnef no es nada del otro mundo. Por suerte, han pasado años desde que los productos de financiación fueran solo para personas con liquidez y es esto lo que debemos aprovechar estando con una deuda pendiente. Comentando cuál es tu situación y el por qué necesitas el dinero (esto solo te lo pedirán algunas entidades) tendrás a tu disposición un amplio catálogo de opciones.

¿Qué es el Asnef?

Antes de hablar de los préstamos con Asnef tendremos que estar al corriente de qué significa este término. La Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito es una organización en la que encontramos bancos, aseguradoras, compañías telefónicas, proveedores de gas y/o electricidad, etc que a su vez cuenta con una base de datos en la que figuran particulares o empresas con impagos de un tiempo hacia aquí. La idea es que, a la hora de dar dinero, no importe que la persona en cuestión esté en la lista.

Los impagos pueden venir por muchas razones y, en ocasiones, nos encontramos en estado de morosidad por una pequeña factura que en su día no pagamos y ahora nos está pasando factura. Por poner un ejemplo, seguro que has conocido a alguien que no abonó lo gastado en su teléfono móvil durante un mes y al tiempo, cuando quiere pedir un préstamo, le comentan que no es posible. El Asnef, como base de datos general, sirve precisamente para controlar al ciudadano con deudas.

¿Qué tipos de préstamos con Asnef existen?

Al estar en una lista de morosos nos pensamos dos veces el solicitar un crédito. Pensar que vamos a acumular más deudas, que no tenemos opción a ellos o que nos cobrarán nuevos intereses son cosas que aterran pero, ante una situación de insolvencia debemos buscar la mejor solución para salir adelante. Los préstamos con Asnef, validados ya hace varios años, nos ofrecen una pequeña alternativa que, aunque lo que envíen sean cantidades por debajo de los 800€, puede dar resultado.

Vendido como un micropréstamo online son muchas las personas que encuentran aquí una salvación ante la inestabilidad económica que presentan en el momento. A fin de ofrecer una solución inmediata se dan los créditos rápidos a nivel personal y como ayuda de cara a las deudas que tengamos. En cualquier caso, es importante tener en cuenta que deberemos devolver el dinero en un plazo muy reducido de tiempo y que además, no siempre es fácil que nos lo concedan.

¿Cuáles son las características de los préstamos con Asnef?

Como microcréditos personales, los préstamos con Asnef son pequeñas cantidades de dinero que se ofrece a la persona que lo necesita para algo concreto y que además, no puede esperar. Tendiendo esto presente, también es importante conocer otros detalles que hacen del término lo que hoy conocemos. Lanzados por entidades especializadas, resulta fundamental no pedir ningún tipo de dinero a la ligera puesto que es algo que después habrá que devolver. A continuación, algunos datos a tener en cuenta:

  • Préstamos pequeños (siempre por debajo de los 800€)
  • Plazos de amortización breves
  • Interés en forma de honorarios
  • Tramitación ágil (con respuesta casi inmediata)
  • No exigen solvencia al prestatario
  • Pueden solicitarse con cualquier finalidad

Conocer bien a qué nos atenemos cuando pedimos un préstamos (sea de la índole que sea) es el paso previo a solicitar la ayuda. Tal y como el término dice estamos ante un dinero “que nos dejan” y después habrá que devolver. Solo si tenemos este aspecto en cuenta veremos con mayor claridad cuál es el fin de estas monedas y por qué es importante informarse sobre plazos o cualquier otro detalle que nos ayude con el proceso de crédito y devolución.

¿Cuánto tardan en aprobarse los préstamos con Asnef?

Al decir créditos rápidos ya sabemos que la compañía no va a tardar en hacernos llegar el dinero. El fin de los préstamos con Asnef no es otro que el facilitarte una ayuda económica para esos momentos en los que nada parece salir bien. Si es la primera vez que has solicitado algo así debes saber que hay entidades que lo mandan en cuestión de minutos por lo que no debes apurarte con la idea de que mañana estarás nuevamente a cero. En cualquier caso, la demora será más o menos en función del banco al que lo dirijas.

Aunque la petición sea de última hora, la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito permite que el dinero llegue en un momento. Cuando estamos en una situación límite pensamos que vamos a tener que sufrir las consecuencias durante una temporada pero nada más lejos de la realidad. Gracias a la inmediatez y a las prisas que se dan las diferentes entidades con el fin de que tú salgas adelante esto resulta cada vez más sencillo.

¿Cómo solicito mi préstamo con Asnef?

Nos hemos decidido a pedir un préstamo con Asnef pero no sabemos cuáles son los documentos que necesitamos para que nos llegue a la cuenta que tenemos sin sustancia. En su página web oficial, donde además tenemos toda la información que nos hace falta para ver que estamos haciendo bien las cosas, rellenaremos un pequeño formulario (también podemos hacerlo desde una plataforma de créditos) con datos básicos y que no nos costará recordar. A continuación, te dejamos con los mismos:

  • Ser mayor de edad
  • Contar con una cuenta corriente (que esté a tu nombre)
  • Residir en España
  • Disponer de ingresos fijos demostrables

Aunque nuestra cuenta esté a cero en ese momento -de aquí que podamos el préstamo rápido- es fundamental que podamos demostrar unos ingresos líquidos constantes para que la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito- junto con el banco que nos corresponde, pueda dar el sí a esa cantidad que esperamos con tantas ganas. Sin ningún tipo de problemas y con el grado de inmediatez que otorga la caja, pronto podremos hacernos con una pequeña ayuda para seguir adelante.

¿Qué ocurre si no pagamos los préstamos con Asnef?

Una de las mayores preocupaciones que tienen las personas solicitantes de cualquier tipo de crédito está referida con su devolución y las consecuencias que puede traernos el no cumplir con los pasos. Los préstamos con Asnef son caros y debemos estar muy seguros sobre nuestras posibilidades a la hora de traer el dinero de vuelta y es que los intereses pueden pasar factura. Sin ánimo de desmotivar a nadie, si crees que en un futuro no vas a tener solvencia, será mejor que no lo intentes.

El tipo de interés con Asnef suele ser bastante alto. Si un par de apartados atrás hemos hablado de lo rápido que llega el dinero a nuestra cuenta cuando nos hace falta ahora debemos atender a lo que puede ocurrir en caso de que haya un atraso. Las demoras no son buenas amigas de este tipo de crédito y es por ello que tenemos que guardar cautela. ¿Estás a vistas de un trabajo remunerado? ¿La petición es para algo que no podía esperar pero no contabas con recursos? Respondiendo a estas preguntas serás consciente del grado de necesidad.