28 octubre, 2020

Préstamos para herencias

Por Rocío Fernández

En ocasiones, heredar puede suponer más un quebradero de cabeza que un beneficio, ya que existen gastos, como los impuestos, a los que debes hacer frente; por ello, muchas personas apuestan por solicitar préstamos para herencias, con los que puedan aceptarlas y abonar esos gastos que, de cualquier otra manera, no podrían asumir.

Aceptación de un préstamo para herencia

Tipos de herencia

Lo primero que debes saber es que, en la actualidad, en España existen dos tipos de herencias: con y sin testamento. En cualquier caso, los herederos pueden aceptar o renunciar a ella realizando un escrito notarial.

  • Herencias con testamento: esta opción es la más recomendable ya que permite acortar los plazos y los costes; puesto que solo es necesario realizar la escritura notarial y el registro de los inmuebles. Los gastos están relacionados con el Impuesto de Sucesiones, los gastos del Registro de la propiedad y los costes notariales.
  • Herencia sin testamento: lo primero que hay que realizar es una Declaración de Herederos, quienes suelen ser el cónyuge de la persona fallecida y los hijos; para ello, es necesario esperar unos 20 días hábiles, tener dos testigos no familiares y aportar documentación. Los costes son los mismos que en el caso anterior, pero sumando el pago de la Declaración de Herederos.

Gastos de aceptación de una herencia

Es importante señalar que si los herederos no aceptan la herencia no podrán disfrutar de los bienes del difunto; por ello, la aceptación es un trámite imprescindible para que estos puedan disponer de las propiedades, pudiendo venderlas o hipotecarlas en el futuro.

La aceptación de una herencia supone una serie de gastos que es importante que conozcas; a continuación te muestro los más importantes.

  • Costes notariales: estos profesionales se encargan de realizar la escritura del contrato de la herencia y tienen unos honorarios fijados en la legislación española, siendo los mismos en todo el territorio nacional.
  • Costes notariales adicionales: estos profesionales también se pueden encargan de la liquidación de impuestos, haciendo que sus honorarios sean mayores que los fijados al principio.
  • Pago del Impuesto de Sucesiones: cada comunidad autónoma es la encargada de estipular el coste de este impuesto; además, es necesario pagar la plusvalía municipal.
  • Abono de la Declaración de herederos: esto solo se tiene que pagar si el fallecido no tenía testamento; también es necesario pagar por el Registro de Propiedades y la liquidación de impuestos.
  • Consulta de un abogado especialista: aunque no es obligatoria, lo más recomendable es que acudas a un profesional que te ayude y resuelva todas tus dudas; sus honorarios se deciden antes de contratarlo.

Plazo de aceptación

La legislación española no estipula un tiempo máximo para aceptar la herencia por parte de los herederos; en cualquier caso, según la práctica legal, se ha estipulado un plazo máximo de unos 30 años para que decidas si quieres aceptar o no la herencia.

También es importante señalar que durante los primeros 9 días desde la defunción, no te pueden obligar a tomar ninguna decisión sobre la herencia del fallecido.

¿Se puede solicitar un préstamo para pagar una herencia?

Sí. En la actualidad existen préstamos para herencias con los que puedes hacer frente a los gastos que supone la aceptación de los bienes de una persona fallecida; estos préstamos personales que puedes obtener van desde los 1.000 hasta los 6.000 euros y suele tener un plazo de devolución que oscila entre los 12 meses y los 10 años, en función de la cantidad solicitada.

Lo más habitual es que tengan un 8% TAE y no suelen exigir el aval de un tercero o la aportación de un bien, como una vivienda, como garantía de pago. Para la solicitud de un préstamo para herencia es necesario dar a la entidad financiera unos datos personales sobre tu situación económica, para que puedan evaluar tu perfil y ver si te pueden conceder el préstamo.

Requisitos

A continuación te mostramos los requisitos que debes cumplir para pedir un préstamo para aceptar una herencia:

  • Tener más de 18 años.
  • Tener una vivienda totalmente pagada o, como mínimo, el 80% de su valor; además, tienes que estar libre de cargas económicas relevantes.
  • Aportar la documentación necesaria: DNI actualizado, tasación de la casa, registro de la propiedad y escrituras de la vivienda.
  • No solicitar más de un 30 o 40% del valor total de la herencia.

Ventajas pedir un préstamo para aceptar una herencia

¿Quieres solicitar un préstamo para herencias? Aquí te dejo algunas ventajas de apostar por este tipo de financiación para poder aceptar los bienes de un familiar.

  • Puedes aceptar la herencia al instante.
  • El dinero se te entrega de forma urgente y sencilla.
  • Proceso personalizado: puedes solicitar la cantidad justa que necesites.
  • Puedes devolver el préstamo en cuotas mensuales o anuales.
  • No necesitas justificar el préstamo.

Aceptación de una herencia

Tipos de préstamos para herencias

En la actualidad, existen distintos métodos de financiación para aceptar una herencia; a continuación te los mostramos:

  • Préstamos para pagar herencias: debe hacerse en el mismo momento en el que se escritura la herencia, ya que debe inscribirse en el registro de la propiedad. Lo más recomendable es que realices primero la aceptación de la herencia en el notario y luego el préstamo hipotecario.
  • Préstamos con garantía de herencia: se puede usar el inmueble a heredar como garantía de pago.
  • Hipoteca para pagar una herencia: suele tener una duración máxima de 10 años y supone una carga hipotecaria en el registro de la propiedad; es importante señalar que esta alternativa no es lo mismo que un préstamo hipotecario.
  • Préstamo a cuenta de herencia: en este caso es fundamental garantizar la devolución de la herencia.

También puedes solicitar un minipréstamo rápido XXL si la cantidad que necesitas es muy pequeña y necesitas financiación rápidamente.

Preguntas frecuentes

¿Todavía tienes dudas sobre los préstamos para herencias? Aquí te respondo a las preguntas que, con más frecuencia, me han realizado sobre este método de financiación:

  • ¿Qué ocurre con los préstamos que tenía el fallecido?: los herederos no solo reciben los bienes del difunto, también las obligaciones de pago que tuviera pendientes; en el caso de disponer de un seguro de vida con el préstamo, algo bastante habitual, lo mejor es que te pongas en contacto con la entidad aseguradora para saber si la póliza cubre los gastos que quedan por pagar.
  • ¿Puedes utilizar un préstamo con garantía hipotecaria para pagar una herencia?: se puede usar la vivienda heredada como garantía y obtener un préstamo, por un máximo del 40% de su valor, pudiendo llegar hasta los 300.000€, para pagar los gastos de la herencia. Esta financiación te permite vivir y alquilar el inmueble, pero si hay algún impago en las cuotas mensuales del préstamo te pueden embargar la vivienda y quedarte sin casa.

En definitiva, los préstamos para herencias son una de las alternativas cada vez más utilizadas para hacer frente a los gastos que supone la aceptación de los bienes de un ser querido.