Saltar al contenido

Calcular cláusula suelo

30 julio, 2015

reunificarDeudasLa cláusula suelo establece un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca. Esto a simple vista parece algo bueno, pero cuando se da el caso de que el tipo de referencia baja, resulta no ser tan bueno, ya que las familias se encuentran con que su tope mínimo no puede bajar y beneficiarse de ese descenso del Euribor.

Muchas entidades bancarias, por no decir todas, incluían en sus contratos de préstamos hipotecarios la cláusula suelo. Esta cláusula limita la bajada del interés.

Cuando firmamos las condiciones de la hipoteca esta cláusula se tiene que negociar bien, debido a que en el caso de no hacerlo podemos vernos afectados negativamente.

Cuando una familia que está ahogada para llegar a fin de mes y ve como baja el Euribor y se anuncian las bajadas de las hipotecas, se ilusiona pensando en que va a llegar una mejor época con más desahogo. El problema viene cuando descubren que su hipoteca tiene cláusula suelo y no les deja beneficiarse de esa bajada.

Es un punto importante del contrato que se firma con el banco, que no podemos tomarnos a la ligera, porque hemos visto como en las épocas de mayor necesidad, hasta la más mínima bajada podía resultarnos de vital importancia.

Básicamente la cláusula suelo establece un tipo mínimo a pagar, aunque el diferencial al que va referenciada tu hipoteca, normalmente el Euribor, esté por debajo.

Conceptos básicos de la cláusula suelo

dineroLa mayoría de las hipotecas en España van referenciadas al Euribor, aunque también hay otros tipos de referencia como el IRS, o el IRPH, más un diferencial que varía según la entidad.

Por tanto, se conoce como suelo hipotecario, aquel que fija un tanto por ciento mínimo, aunque el interés resultante de la suma del diferencial y el Euribor sea inferior.

En ocasiones, además de suelo se aplica lo que se llama el techo de la hipoteca, que consiste en un máximo de intereses a pagar, que generalmente se encuentra por encima de los valores normales del mercado.

La aplicación del suelo de la hipoteca no es ilegal, aunque en ocasiones sí se ha considerado ilegal por ser abusiva y por la desinformación por parte de las entidades bancarias.

Por este motivo los bancos y cajas están obligados a explicar claramente las condiciones del contrato de la hipoteca que se está firmando, y deben entregar un folleto informativo en el que se expliquen con claridad todas y cada una de las condiciones del préstamo, consiguiendo mantener informados a los clientes.

El Banco de España publicó hace en 2013 una guía de acceso al préstamo hipotecario, con 75 páginas explicativas sobre las responsabilidades que adquirimos al contratar un préstamo hipotecario y las consecuencias de no cumplir con los pagos, entre otras.

En ese documento indican que las cláusulas suelo están previstas en la normativa de transparencia. Pero también dice que el banco te debe informar de su existencia con una mención específica en el contrato.

Prácticamente la totalidad de las entidades bancarias han establecido un suelo hipotecario en algún momento, aunque actualmente muy pocas entidades lo siguen aplicando.

Cómo eliminar la cláusula suelo

prestamos P2PSi no estás seguro de si tu hipoteca tiene ésta cláusula, lo puedes comprobar ya que aparece en la escritura del préstamo hipotecario. Es posible que la encuentres con otro nombre como túnel hipotecario.

Encontrarás unas líneas en las que se lea que el interés no podrá nunca ser inferior a un porcentaje determinado.

 

Se debe intentar llegar a un acuerdo con la entidad y negociar su eliminación. Aunque en ocasiones es necesario recurrir a los juzgados para conseguirlo.

Contacta primero con el director de la oficina donde firmaste tu hipoteca, y exponle tu situación y la voluntad de cancelar esa cláusula del contrato por abusiva. Es probable que te conteste y podáis llegar a un acuerdo.

En el caso de no recibir respuesta, puedes presentar una hoja de reclamaciones a la entidad, en la que indiques que quieres iniciar un proceso de mediación para eliminar tu cláusula suelo.

Actúa a través de organizaciones de consumidores ya que es posible que existan más afectados en la misma situación que tu.

Además de solicitar la anulación de la cláusula suelo debes exigir una compensación o la devolución del importe pagado de más.

En el caso en que sigas sin obtener respuesta, dirígete al Banco de España y presenta un formulario con tu queja.

Puedes intentar una subrogación, y cambiar tu préstamo a otra entidad que te ofrezca mejores soluciones, aunque debes tener en cuenta el posible pago de comisiones por el cambio.

Si ninguna de estas opciones te ha funcionado, entonces inicia acciones legales a través de un abogado especializado o una organización de consumidores.

Además de los bufetes de abogados que estén especializados en la materia, puedes contar con la ayuda de distintas entidades y asociaciones que velan por los derechos de los consumidores.

Estas asociaciones te ofrecen asesoramiento legal y en muchas ocasiones inician las denuncias en bloque, por lo que sólo tendrías que sumarte a la denuncia.

Algunas de estas asociaciones de consumidores son Adicae, Facua, Ocu, Denuncias colectivas, y Ausbanc.

En estos últimos años se han dictado multitud de sentencias que anulan las cláusulas suelo. Y en ellas se establecía la devolución de las cantidades pagadas de más.

hammer-719066_640Cada vez son más las sentencias en las que se determina que las cláusulas suelo son abusivas y desproporcionadas, dándose casos por toda la geografía española.

Todas las sentencias consideran que las entidades no son transparentes a la hora de explicar las condiciones de las hipotecas.

Como consecuencia, la mayoría de las entidades optaron por eliminar esta cláusula de sus contratos ya existentes.

Calcula tu cláusula suelo

En internet puedes encontrar numerosas calculadoras que te pueden ayudar a saber cuánto has pagado de más como consecuencia de tener una cláusula suelo. Por ejemplo puedes mirar la calculadora de HelpMyCash

[button link=”https://www.helpmycash.com/calculador/12/reembolso-de-suelo/” color=”orange” size=”medium” style=”simple” icon_pos=”left” target=”_self” align=”none” lightbox=”false”]CALCULA TU CLÁUSULA SUELO[/button]

Para calcularlo necesitarás tener determinados datos a mano como la fecha de la firma, cada cuánto tiempo revisa tu crédito el Euribor, el nombre de la entidad bancaria, el producto o hipoteca, el importe en euros, el plazo y el porcentaje del suelo aplicado, además del tipo de interés.

El Tribunal Supremo, tras varios años de peleas, ha dictado sentencia a favor de los usuarios. Los consumidores afectados no recibieron toda la información necesaria y con la transparencia requerida en el momento de la firma del contrato de la hipoteca.

La gran mayoría de los contratos incluían estas cláusulas suelos que se consideran abusivas y que el Tribunal Supremo en su sentencia dictó que debían quedar sin efecto y anularse..

En definitiva, casi la totalidad de los consumidores tienen derecho a que les eliminen las cláusulas suelo de sus contratos hipotecarios. Pero no sólo a la cancelación de la cláusula, sino también a que la cláusula suelo deje de aplicárseles y a recuperar la cantidad de dinero que los usuarios han pagado de mas durante todos los años en los que se les ha aplicado.

Las organizaciones de consumidores se han movilizado para ayudar a recuperar y exigir la devolución de estas cantidades pagadas de más.

En sus páginas web puedes encontrar diferentes calculadoras para saber cuál es el importe que has pagado de más y además te indican cuáles son los pasos a seguir para la reclamación de tus derechos.

Antes de nada debes averiguar si tu hipoteca tiene cláusula suelo. Si tienes dudas, míralo en tu contrato hipotecario o en el último recibo de la hipoteca. Si el interés supera el valor del Euribor más el diferencial, está claro, tu hipoteca tiene cláusula suelo.

A continuación utiliza una calculadora de las que ponen a tu disposición las diferentes organizaciones de consumidores y afectados por la cláusula suelo, y calcula el importe que has pagado de más por no haber podido aprovecharte de las bajadas de los tipos de interés.

Dirígete a tu entidad y exige que te quiten la cláusula suelo de tu contrato. Cada entidad puede reaccionar de forma diferente. Ten cuidado porque no estarán dispuestos a perder su dinero y seguro que te ofrecen algún tipo de pacto que incluya modificar el contrato. No aceptes porque puede conllevar gastos de notaría, gestoría, etc.

Por último, debes solicitar la devolución de tu dinero. Ten en cuenta que la media de dinero cobrado de más por usuario ronda los 6.000 euros, por lo que no debes quedarte de brazos cruzados.