Saltar al contenido

Depósitos más solventes

22 agosto, 2015

Hucha_azulNormalmente los bancos más solventes nos dan más seguridad a la hora de elegir donde abrir un depósito,

Los depósitos que dan más rentabilidad son los que conllevan más riesgo para nuestro dinero y suelen darlos los bancos que más necesidades de capital tienen, es decir, los menos solventes.

Antes de firmar debes informarte bien acerca de las comisiones por abrir y tener un depósito con esa entidad, por ejemplo comisión por mantenimiento de la cuenta asociada al depósito que estás abriendo. También debes informarte sobre los requisitos que te exige el banco, como contratar productos vinculados, domiciliar nómina, domiciliar recibos, plan de pensiones, etc., así como sobre cuál es la penalización por retirar del dinero antes de que el plazo acabe.

Los riesgos de abrir un depósito en un banco poco solvente son menores, ya que es un tipo de producto financiero muy seguro, por lo que, aunque el banco quiebre, nuestro dinero, hasta 100.000 euros, estará garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos.

 

Cómo elegir el mejor depósito bancario

Tomar la decisión correcta es crucial para ganar más o menos dinero con un depósito. Para ello podemos tener en cuenta factores como la rentabilidad, el plazo o las comisiones.

interésUn depósito es uno de los productos de ahorro más básicos que existen. Es ideal para los más conservadores ya que no se pone en riesgo el dinero, sino que se deposita en el banco durante un tiempo determinado y con una rentabilidad previamente acordada, para que genere unos intereses a favor del cliente.

Los depósitos a plazo fino tienen diversas ventajas entre las que podemos destacar las siguientes:

  • La disponibilidad del dinero, por lo general son productos muy líquidos ya que podemos recuperar nuestro dinero en cualquier momento.
  • Los depósitos están garantizados, hasta 100.000 euros, por el Fondo de Garantía de Depósitos.
  • Su capital no se pone en riesgo y permiten recuperar el 100% cuando vence el plazo.
  • Se contrata previamente su rentabilidad, por lo que se sabe el beneficio que se obtendrá desde el principio.

Para elegir un depósito debes tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Tipo de depósito: hay diferentes tipos de depósitos y según lo que busquemos debemos contratar uno u otro. Por ejemplo un depósito estructurado te puede ofrecer una gran rentabilidad pero ésta estará referenciada a determinados factores que pueden dejarte sin remuneración.
  2. Rentabilidad: este será el factor principal en el que nos fijemos, pero hay que saber leer la letra pequeña y entender el global de la oferta. Un depósito al 4% a 12 meses es más rentable que uno con una rentabilidad superior por ejemplo al 5% si es a 18 meses.
  3. Plazo: primero piensa en tus necesidades y estudia las diferentes ofertas. Si prevés que necesitarás el dinero en poco tiempo, o piensas que en unos meses puede haber depósitos más rentables, … normalmente los bancos dan más interés cuanto mayor es el plazo.
  4. Liquidez: en este punto podemos encontrar depósitos de tres tipos diferentes, según su liquidez: a) sin penalización por cancelación, b) aplican una penalización sobre los intereses al cancelar el depósito de manera anticipada, c) depósitos que no permiten la cancelación anticipada.
  5. Intereses: la rentabilidad real dependerá de si la liquidación de intereses es mensual, trimestral, semestral, anual o a vencimiento.
  6. Importe mínimo: será crucial para elegir dónde abrir el depósito.
  7. Vinculación: puede que te ofrezcan mayor rentabilidad si vinculas algunos productos como la nómina, recibos domiciliados, seguros, etc. Estudia bien las opciones porque puede que no te resulte tan rentable.
  8. Comisiones: las comisiones que te cobran por abrir y mantener la cuenta corriente vinculada al depósito.

 

Depósitos rentables online

En definitiva son productos de ahorro que ofertan tanto los bancos tradicionales como los bancos online, con la diferencia de que deben ser contratados a través de la página web.

inversionesNos ofrecen mayor comodidad para contratarlos, y podemos hacerlo rápidamente ya que lo podemos hacer desde casa a través del ordenador y sin pasar por la oficina bancaria.

Estos depósitos suelen ser los más rentables como consecuencia, entre otros factores, de los bajos costes de gestión que tienen.

En general, cualquier producto bancario que contrates online será más económico que si lo contratas en la oficina bancaria, dando más intereses y siendo estos más atractivos.

La competencia es muy grande y los usuarios que contratan online estos productos, los comparan y analizan más, por la facilidad que ofrece la web.

Contratar productos de ahorro como los depósitos bancarios, de forma online, no es complicado. Sólo hay que conocer bien las comisiones, costes por cancelación y rentabilidad para decantarse por uno u otro depósito. Las principales ventajas de estos depósitos online son su rentabilidad, su fácil contratación, la recuperación de la inversión, y la seguridad en si del depósito.

Los depósitos online también están garantizados por el Fondo de Garantías de Depósitos (FGD), además podemos asegurar que los depósitos son el producto bancario más seguro que hay, al igual que las cuentas corrientes y las cuentas de ahorro. Te garantizan el 100% del capital invertido además de los intereses.

 

Si estás pensando en buscarle más rentabilidad a tus ahorros compara las diferentes ofertas que pueden darte las entidades bancarias sobre sus productos de ahorro. Debes pensar siempre en la posibilidad de tener que retirar el dinero antes de tiempo y calcular los posibles gastos que esto pueda generar.

No siempre las rentabilidades más altas son las más apropiadas, tenemos que pensar en el riesgo que puede suponernos y en las comisiones que tendremos que pagar. Además es probable que tu banco o caja te obligue a contratar algún producto vinculado para conseguir intereses más altos, pero esos productos hay que pagarlos y puede que no te merezca la pena el beneficio que vayas a obtener.

Utiliza los diferentes comparadores y dedícale unos minutos a elegir el tipo de depósito q2ue más te conviene,