Saltar al contenido

Preguntas y respuestas sobre créditos

24 julio, 2015

muchas_dudasExisten infinidad de preguntas que todos nos hacemos a la hora de solicitar un préstamo. Nos entran dudas y al haber tanta oferta nos preguntamos cuál será el mejor y por qué hay tantas diferencias entre unos y otros.

Ya sea un crédito hipotecario, un préstamo personal, un mini crédito, un crédito rápido, etc., siempre debemos tomarnos un tiempo y estudiar bien las condiciones que nos ofrecen. Comisiones de apertura, de cancelación, intereses que nos van a aplicar, intereses de demora en caso de que no podamos pagar a tiempo, plazos estipulados para el pago de las cuotas, cantidad necesaria que vamos a pedir.

No podemos dejar ningún cabo suelto, ni pensar que cuando llegue el momento ya veremos cómo pagamos. Si necesitas solicitar un crédito rápido por ejemplo, debes asegurarte de que vas a poder pagarlo en el tiempo que te comprometes, ya que los intereses de este tipo de créditos son muy elevados y en el caso de que te retrases en el pago puede suponer un gasto de mayor importe al que solicitaste en un principio.

Las preguntas más repetidas a la hora de solicitar los distintos tipos de créditos que hay en el mercado se centran en si se puede solicitar y conseguir préstamos cuando estás inscrito en algún fichero de morosos tipo ASNEF, qué requisitos básicos se necesitan para poder acceder a los créditos rápidos o cuáles son las consecuencias por no pagar a tiempo el préstamo adquirido.

Por lo general todas estas preguntas se centran en créditos rápidos y en mini créditos. Normalmente son préstamos que se adquieren con prestamistas privados y generan cierta inseguridad, debido a que las gestiones se suelen realizar online. Normalmente en las entidades bancarias tradicionales dispones de información más detallada y te generan cierta seguridad al disponer de oficinas de calle.

En el caso de los prestamistas privados, nos centramos en las preguntas más repetidas, señalando como prioritarias las siguientes: ¿Cuáles son las consecuencias de no pagar el crédito adquirido? ¿Se pueden solicitar préstamos con ASNEF? ¿Qué requisitos necesito para poder acceder a un mini crédito o un crédito rápido? ¿Puedo conseguir un préstamo si no tengo una nómina?

No puedo pagar la cuota

dudas_tumbadoEn ocasiones nos vemos en situaciones inesperadas, por ejemplo cuando solicitamos un crédito rápido con unas previsiones de seguir cobrando y de repente perdemos nuestro empleo o la empresa para la que trabajamos empieza a pasar por una mala racha creándonos una incertidumbre acerca de si podremos seguir pagando nuestras cuotas regularmente.

Son situaciones que por desgracia están a la orden del día, pero que resultan ajenas a las entidades financieras o prestamistas privados que te han dado el crédito. Cuando firmas las condiciones del préstamo acuerdas unos plazos para la devolución que debes cumplir o en caso contrario te cobrarán unas comisiones de demora como son la comisión por reclamación de posiciones deudoras que es lo que cobra el banco por comunicarnos que tenemos una deuda, y los intereses de demora que pueden variar según la entidad.

Otra posibilidad es que el banco pase el recibo de la cuota y te dejen en números rojos, cobrando en estos casos comisiones por descubierto, que es la cuota por prestar el dinero que tienes al descubierto, la comisión por reclamación de posiciones deudoras y el interés por el descubierto.

Como consecuencia de la demora en el pago los prestamistas podrían incluir nuestro nombre en algún registro de morosos como RAI o ASNEF.

La mejor opción en casos en los que ves que no vas a poder pagar la cuota es intentar negociar con el banco una solución.

Aparezco en el ASNEF ¿Puedo solicitar un préstamo?

Existen numerosas entidades privadas que conceden préstamos aún apareciendo en registros de morosos como el ASNEF. Además también pueden concederlo incluso sin garantía hipotecaria.

Si tu deuda es pequeña, seguramente puedas conseguir el crédito que necesitas con diferentes prestamistas privados como Twinero, Cashper o PepDinero, que te ofrecen cantidades inferiores a 600 euros en el mejor de los casos.

Para poder solicitar un crédito con ASNEF, la deuda que tienes pendiente y por la que te ves inscrito en éste registro de morosos no debe ser bancaria ni superar los 1.000 euros.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un préstamo?

Cada uno de los diferentes prestamistas privados que existen en la actualidad tienen unas condiciones, más o menos parecidas a las de los demás. Unos conceden más cantidad, otros menos, los plazos son parecidos, aunque todos con sus diferencias.

Pero si en algo coinciden es en los requisitos que te exigen para poder acceder a los préstamos:

  • Tienes que ser mayor de edad.
  • Residir en España, demostrándolo con el Documento Nacional de Identidad (DNI) o Número de Identificación de Extranjero (NIE).
  • Debes tener unos ingresos periódicos demostrables, suficientes para hacer frente al pago del préstamo.
  • Disponer de un teléfono móvil y de una dirección de correo electrónico.
  • No aparecer en ningún registro de morosos. En este punto debemos aclarar que, como hemos dicho en el punto anterior, existen algunos prestamistas privados que sí conceden préstamos con ASNEF.

Existen numerosos mini créditos que te pueden ofrecer hasta 800 euros a devolver entre 30 y 45 días. Si cumples los requisitos anteriormente citados podrás acceder a cualquiera de estos préstamos.

No tengo nómina ¿Puedo solicitar un crédito?

InterrogantePuede que te encuentres con la necesidad de solicitar un préstamo y no dispongas de una nómina. En estos casos es posible acceder a estos créditos ya que en sus requisitos piden que demuestres unos ingresos periódicos.

Cuando se solicita este punto referente a los ingresos periódicos demostrables, puede que pienses que se refieren a una nómina, pero además de la nómina unos ingresos periódicos pueden ser por ejemplo una prestación por desempleo, el cobro de una pensión, una beca, o por ejemplo si dispones de algún inmueble que estés alquilando y recibas cada mes un cobro de ese alquiler, también se puede considerar como un ingreso periódico demostrable.

 

Mi crédito ha sido aceptado pero el dinero no llega

En el caso de solicitar un préstamo rápido y que éste sea aprobado recibirás una confirmación por correo electrónico o SMS. El dinero de estos créditos rápidos suele estar disponible casi de forma inmediata, incluso en 15 minutos puedes recibirlo en tu cuenta.

Existen excepciones y es que si tu solicitud se tramita en días laborables, el dinero estará disponible, pero si la realizas en fin de semana o vísperas de festivos, aunque se te haya concedido el préstamo, se tramitará el ingreso en los siguientes días laborables.

Por este motivo es muy importante leer las condiciones antes de contratar los préstamos, y evitar situaciones en las que te veas con el dinero concedido pero sin poder disponer de el durante dos o tres días.

Debes asegurarte de que el banco con el que tú trabajas, al que pertenece la cuenta corriente que facilitas cuando solicitas tu préstamo, trabaja con la empresa a la que le estás solicitando el crédito, porque el trámite puede tardar más o menos días en función de este factor.

Necesito liquidez para mis vacaciones ¿es recomendable solicitar un préstamo?

Imagina que de repente ves el viaje de tus sueños casi al alcance de tu mano, con una oferta que no puedes dejar pasar, pero no te llega el dinero.

Si quieres pedir un préstamo personal para viajar, sólo es recomendable que lo hagas si tienes una previsión de recibir el dinero que te falta en poco tiempo. No se debe pedir nunca si no sabes cómo lo vas a devolver porque no tendría sentido meterse en una deuda mayor con gastos por comisiones de demora etc.

En caso de que tengas la certeza de que lo vas a devolver en pocos días puedes acceder a distintos mini créditos rápidos. Aunque los préstamos personales suelen tener un importe mínimo de 4.000 euros, también puedes acceder con mayor facilidad a los préstamos rápidos que ofrecen importes máximos de 300 euros si eres nuevo cliente.

Es cuestión de comparar y elegir el crédito que más te convenga y que menos intereses te cobre, ya que tienes la certeza de poder devolverlo en poco tiempo.

¿Cómo funcionan los descuentos que ofrecen los prestamistas?

Es posible que buscando y comparando créditos veas diferentes ofertas. En ocasiones los prestamistas privados ofrecen para nuevos clientes ofertas del 50% de descuento, o incluso el primer crédito sin intereses ni comisiones.

Normalmente estas ofertas son un gancho para que conozcas la empresa y cojas confianza, ya que los intereses que suelen cobrar son muy elevados.

Podemos contar el caso de los créditos de ¡QuéBueno! Que disponen en la actualidad de una promoción exclusiva para determinados clientes, que consiste en ofrecer el primer mini-crédito con un 50% de descuento. El importe máximo de este crédito es de 300 euros, y el descuento del 50% es sobre los gastos que cobran en concepto de honorarios.