La sociedad y los gobiernos suelen impulsar a los emprendedores, desde que estás estudiando la universidad, te inculcan la mentalidad emprendedora, pero que pasa si llegas a requerir de un préstamo, ya sea grande o pequeño y eres autónomo, es probable que encuentres serias dificultades, sin embargo, es posible conseguirlo, sabiendo a quien acudir.

emprendedor

Emprendedor autónomo

Dependiendo de la cantidad de dinero que requieras, será la entidad financiera a la que tendrás que recurrir.

Minicréditos para autónomos

Las empresas privadas que se dedican a otorgar minicréditos, en muchas ocasiones no aceptan autónomos por considerar que el otorgar créditos a ellos resulta con más alto nivel de riesgo, porque no tienen una nómina con la que puedan comprobar ingresos constantes.

Otras de estas empresas han considerado que no pueden dejar perder este interesante mercado, solo por el hecho de no tener nómina y para poder aprovecharlo, solicitan a los aspirantes que proporcionen su última declaración de IRPF, este documento le permitirá a la entidad tener una idea de los ingresos del autónomo en cuestión y por consiguiente evaluar el riesgo y tomar una decisión.

Es importante manifestar que si tú como autónomo decidiste declarar menos ingresos de los que tuviste realmente, con la finalidad de ahorrarte algunos impuestos, al momento de solicitar un préstamo del tamaño que sea, podrás verte afectado con la decisión de la entidad financiera.

Dentro de los créditos disponibles en el mercado financiero los minicréditos suelen ser los más fáciles de conseguir, aún para los autónomos, por sus importes que normalmente no pasarán de 600 euros, cuando la necesidad de financiación es mayor, la situación puede complicarse un poco más.

Algunos ejemplos de minicréditos que si aceptan  clientes autónomos: ¡Que Bueno!, Kyzoo, Kredito24.es, viasms.es, PEPE DINERO, Ok Money, Préstamo10, Cashper y creditomovil.

Préstamos personales

Tratándose de créditos un poco más grandes que los minicréditos, nos encontramos con los préstamos personales y en este caso también existen algunas entidades que si se prestan para conceder este tipo de créditos a clientes autónomos, a continuación algunos ejemplos:

Zaimo, mínimo 300 euros, máximo 5.000 euros, plazo mínimo tres meses, plazo máximo, cuatro años, los intereses varían dependiendo de la evaluación que le realicen al cliente, entre un 5% y un 12% mensual.

Cofidis, ofrece 2 opciones, Crédito Cofidis, mínimo 500 euros, máximo 6.000 euros, plazo mínimo 12 meses, plazo máximo tres años con cinco meses, intereses 22,12% anual.

La segunda opción del crédito Cofidis, es el Crédito Proyectos, mínimo 4.000 euros, máximo 15.000 euros, plazo mínimo 12 meses, plazo máximo seis años, intereses dependiendo del proyecto, del plazo elegido y del importe, varían del 4,95% al 14,95% anual.

Otra institución que acepta que apliquen clientes autónomos es ING DIRECT, con su Crédito Naranja, mínimo 6.000 euros, máximo 40.000 euros, plazo mínimo 12 meses, plazo máximo siete años, intereses 6,95% anual, sin ningún tipo de comisión ni producto vinculado.

Crédito hipotecario

En el caso específico de los préstamos hipotecarios, existen también varias entidades que permiten aplicar a clientes autónomos y como muestra cito:

Hipoteca Sin Más de Bankinter, Hipoteca Por Fin de Banco Santander, Hipoteca Naranja de ING DIRECT, Hipoteca EVO de EVO Banco, Hipoteca Open de Openbank, Hipoteca Fija de Kutxabank, Hipoteca Tipo Fijo de Sabadell y la Hipoteca UNO-E.

Instituto de Crédito Oficial

Cuando hablamos de financiación, mucho más grande, ya sea para inversión o para liquidez, los autónomos pueden acudir a financiamientos otorgados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) a través de las entidades bancarias, estos créditos serán otorgados por el ICO, sin embargo, será la entidad bancaria quien hará el estudio de viabilidad del crédito, solicitará las garantías que considere pertinentes y asumirá el riesgo de impago, el ICO entrega el importe a financiar a la entidad bancaria, esta a su vez lo entregará al cliente (autónomo), cuando este último vaya pagando, lo hará a la entidad bancaria y esta a su vez le pagará al ICO, el importe máximo a financiar por parte de ICO es de 12 millones 500.000 euros.

Los requerimientos para que estos créditos sean otorgados pueden resultar bastante engorrosos, garantías hipotecarias, avalistas, estados financieros, etc. sin embargo una vez superados todos los requisitos, las condiciones de crédito son bastante favorables, en cuanto a tasas de interés y plazos que incluso pueden incluir hasta un periodo de carencia.

Muchas entidades bancarias apoyan este programa de financiación a través del Instituto de Crédito Oficial, las más populares y conocidas son, Santander, BBVA, La Caixa, Bankinter, Bankia, Kutxabank y muchas otras.

financiación disponible

Préstamos para autónomos

Como podemos observar si existen una buena cantidad de opciones para los autónomos, desde los minicréditos, los préstamos personales, los créditos hipotecarios y opciones especiales para inversión empresarial o para obtener mayor liquidez.

Cierto es también que es posible que las instituciones puedan ponerse un tanto más exigentes con los clientes autónomos, en lo que a documentación se refiere, pero si tú eres de las personas que no tienes nada que ocultar y que declaras tus ingresos reales, puedes demostrar por consiguiente a través de tu contabilidad que eres un cliente sujeto de crédito, lo cual dará confianza a las instituciones financieras.

Finalmente también es muy importante que no formes parte de ninguno de los ficheros de clientes morosos.