Préstamos hipotecarios

 Escrito por Rocío Capdevilla
 Última actualización 2024-01-10

Dentro de los préstamos para fines específicos, están los préstamos hipotecarios, generalmente son los más voluminosos y por ende los plazos de pago son muy largos, la oferta en el mercado de estos préstamos es muy variada, pero precisamente por lo que implica, es muy importante que analices muy bien esas ofertas y tomes una decisión bien documentada.

préstamo hipotecario

Contrato de préstamo hipotecario

Son varios los factores que no debes perder de vista en un préstamo hipotecario, aquí te presentamos los más importantes.

Intereses, comisiones y algo más

El TIN, (Tipo de Interés Nominal), es la tasa de interés que le aplicarán a tu préstamo, la cual puede ser fija, mixta o variable.

La tasa fija, como su nombre lo indica no cambia durante toda la vida del crédito, su ventaja es que siempre sabrás cuánto vas a pagar, su desventaja es que siempre es un poco más cara que la variable y esta última puede incluso llegar a bajar, de hecho actualmente la tendencia es a la baja y quien tiene tasa fija no puede aprovechar ese descenso de la tasa.

La tasa mixta, la ofrecen algunas entidades aplicándote una tasa fija el primer año y una tasa variable a partir del segundo año.

La tasa variable, está basada en el Euríbor, más un complemento que le agrega la entidad financiera, dicho complemento es fijo pero la tasa Euríbor es variable, por eso la suma de ambas arroja una tasa variable, que en el caso de los préstamos hipotecarios será revisada y modificada cada 6 meses o cada año, según los requisitos de la entidad crediticia.

La TAE (Tasa Anual Equivalente), esta tasa incluye además del tipo de interés nominal, todos los gastos y comisiones bancarias, es un dato importante que debes tener mucho en cuenta cuando hagas comparaciones.

La Cláusula Suelo y la Cláusula Techo, cuando la tasa de interés es variable, la entidad financiera puede incluir en el contrato, estas dos o alguna de las dos cláusulas mencionadas, la Cláusula suelo implica que si la tasa variable llega a bajar demasiado, la hipotecaria solo bajará la cuota hasta el límite que haya quedado establecido en ella y la Cláusula Techo es exactamente lo contrario, si la tasa variable sube demasiado, la entidad financiera solo podrá subir la cuota hasta el límite fijado en ella.

Cuota, es el importe mensual que tendrás que cubrir para ir pagando tu préstamo, si la tasa es fija, la cuota siempre será la misma, si la tasa es variable, la cuota subirá o bajará junto con ella.

Comisiones, existen varios tipos de comisiones, la de apertura, la de estudio, que generalmente van del 0% al 1%, la de amortización parcial o total, la de subrogación y la de novación, por ley estas últimas no pueden ser mayores del 0,50%, en los primeros cinco años y del 0,25%, a partir del sexto año.

Comisiones de la cuenta relacionada, es muy frecuente que la entidad financiera te pida que abras una cuenta en ella, para depositarte el importe del crédito y para domiciliar tus pagos, hay que tener cuidado con las comisiones de dicha cuenta, ya que la tendrás durante muchos años.

Servicios vinculados, Algunas entidades te condicionan el tipo de interés al hecho de contar con otros servicios que ellos mismos proporcionan, tales como seguros, planes de pensiones, domiciliación de nómina, etc., es importante evaluar los costes de estos servicios y comprobar si la tasa preferencial los justifica.

Porcentaje de financiamiento, normalmente las hipotecarias no te financiarán más del 80% del valor de tasación del inmueble, para primera vivienda y un 60 o 70% para una segunda vivienda.

El Contrato, es muy importante que leas perfectamente el contrato, incluyendo la letra pequeña, para que no vaya a haber sorpresas en el futuro, por alguna cláusula que no hayas leído.

Los Gastos, para que el préstamo hipotecario esté completo deberás sufragar algunos gastos, estos son: la comisión de apertura, la comisión de estudio, los honorarios notariales, honorarios por registro de la propiedad, gastos de gestión, IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados) y el IVA (Impuesto sobre el  Valor Añadido).

Estos son todos los elementos que debes contemplar y comparar de las diferentes entidades financieras para que puedas tomar la mejor decisión.

vendida

Préstamo hipotecario exitoso

 

 

Préstamos hipotecarios

 Escrito por Rocío Capdevilla
 Última actualización 2020-07-21

¿ Qué es el préstamo hipotecario?

Es una operación financiera por la cual el banco le permite acceder a la vivienda que usted desea, pudiendo obtener unos importes de financiación, a un tipos de interés, en los que el inmueble no queda hipotecado como garantía del pago de la operación.

Se formaliza en escritura pública otorgada ante notario, y debe ser inscrita en el Registro de la Propiedad a efectos de la constitución del derecho real de hipoteca.

Importe (Financiación):
Debe tener en cuenta que el importe a financiar es un porcentaje sobre el valor de tasación, (aunque en algunos casos, aportando garantías adicionales, puede llegar hasta el 100 %), por lo que tiene que contar con un ahorro acumulado. Por otro lado, es conveniente que, antes de solicitar el préstamo, piense cuáles son sus necesidades, para que pueda beneficiarse de la mejor relación posible entre la cantidad que ha solicitado y los intereses que ha de pagar.

(más…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + dos =