Leasing versus préstamo bancario

 Escrito por Rocío Capdevilla
 Última actualización 2023-07-26

El leasing y el préstamo bancario son dos herramientas financieras diferentes que ofrecen múltiples ventajas a los usuarios. Estas opciones permiten a los individuos y a las empresas acceder a un capital a corto, medio o largo plazo.

En España, las principales entidades financieras que ofrecen estos productos son BBVA, Santander, Bankia, CaixaBank o Liberbank, entre otras.

En este artículo, revisaremos detenidamente el proceso de leasing y el préstamo bancario, explicando sus principales características, ventajas, desventajas y usos más comunes.

una pareja decide si prefiere un préstamo o un leasing

¿Qué es Mejor: préstamo o leasing? Averigua los pros y contras de cada opción

Es una decisión importante para cualquier negocio, ya que los pros y contras de cada opción pueden tener un gran impacto en la rentabilidad de la empresa. Por eso, es importante entender la diferencia entre los dos y analizar cuidadosamente los beneficios y los riesgos antes de tomar una decisión.

Los préstamos son una forma común de financiación que implica el reembolso de una cantidad de dinero a una entidad financiera. Estos créditos pueden ser utilizados para financiar la compra de bienes o la expansión de un negocio. Los préstamos suelen ser a tres, cinco o siete años, y el interés y el plazo pueden ajustarse a las necesidades del negocio.

En cambio, el leasing no requiere el reembolso de ninguna cantidad de dinero. El inquilino (el locatario) adquiere los bienes a cambio de un alquiler acordado con el propietario durante un periodo de tiempo determinado. El alquiler puede ser mensual, trimestral o anual, y suele ser más bajo que el de los préstamos.

Cada opción tiene sus propias ventajas e inconvenientes, por lo que es importante entender las diferencias entre los dos para elegir el mejor para tu negocio.

¿Cuál es la diferencia entre préstamos y créditos bancarios? Una comparación detallada

Los préstamos y los créditos bancarios son dos conceptos bancarios relacionados entre sí, pero con diferencias importantes. Esta es una comparación detallada para entender mejor cada uno de ellos.

  • Préstamos: Son una cantidad de dinero que una persona o empresa recibe de una entidad financiera con el compromiso de devolverla en un periodo determinado, junto con los intereses acordados.
  • Créditos bancarios: Se trata de una línea de financiación que una entidad bancaria concede a sus clientes. Estos disponen de un límite de crédito y pueden usarlo para realizar compras, pagos y la devolución se realiza a plazos.

En conclusión, los préstamos son una cantidad de dinero fija que hay que devolver en un periodo establecido, mientras que los créditos bancarios ofrecen un límite de crédito que se puede utilizar de forma libre y se devuelve en plazos.

Comprendiendo el leasing con el banco: ¿Qué es y cómo funciona?

Todo sobre el leasing del banco:

¿Qué es el leasing con el banco?

personas tratando el leasing en el banco

El leasing es una modalidad de financiación con la que el banco nos proporciona una cantidad de dinero que nos permitirá adquirir un bien. Este bien puede ser un medio de transporte, una máquina, un vehículo, etc., y el banco sigue siendo el propietario de dicho bien.

¿Cómo funciona el leasing con el banco?

El leasing se estructura en varias cuotas mensuales que se deben abonar al banco. Estas cuotas pueden variar su periodicidad y su cantidad, dependiendo de la cantidad de dinero que se haya solicitado y del plazo que hayamos elegido. Una vez transcurrido el plazo y liquidadas todas las cuotas, el bien se pasa a nuestra propiedad.

Descubre la ventaja del leasing para tu financiación: ¡Compara y decide!

Si estás pensando en financiar parte de tu negocio, el leasing puede ser una excelente opción para sacar el mejor partido a tu dinero. Esta modalidad de financiación es una solución ideal para cada emprendedor, ya que se trata de una alternativa sencilla, ágil y segura. Además, aporta numerosas ventajas a la hora de adquirir un activo.

Uno de los beneficios que ofrece el leasing es su flexibilidad, ya que se puede adaptar a la situación económica de cada uno. Se puede elegir el plazo y la cuota mensual, según el presupuesto disponible y la capacidad de pago. Asimismo, otorga la posibilidad de seleccionar entre un amplio abanico de productos, desde vehículos hasta maquinaria.

Otra de las grandes ventajas del leasing es que permite diferir el pago de la compra. Esto significa que se puede disponer del activo sin necesidad de desembolsar una gran cantidad de dinero al principio. Además, es posible obtener una desgravación fiscal por la compra, contribuyendo a ahorrar dinero.

Por último, el leasing no exige garantías, como es el caso de los préstamos bancarios. Esto resulta de gran ayuda para aquellos emprendedores que no cuentan con suficientes garantías para obtener un préstamo.

Quizá te interesa: préstamos sin aval y sin nómina

Si quieres saber más acerca de los beneficios del leasing para tu financiación, ¡compara y decide!

Conclusión

En conclusión, el leasing y el préstamo bancario son dos opciones muy diferentes para financiar una compra. El leasing puede ser una buena opción para aquellos que necesitan equipamiento y no tienen el capital suficiente para comprarlo de inmediato, mientras que el préstamo bancario es la mejor opción para aquellos que tienen una compra más grande y pueden pagarlo en cuotas mensuales. Ambos ofrecen ventajas y desventajas, por lo que es importante evaluar cada uno para determinar cuál es la mejor opción para uno mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 2 =