inversionesUn depósito a plazo fijo es un producto de ahorro que te permite obtener rentabilidad por el dinero que deposites en el banco durante un tiempo determinado.

Cuando contratas un depósito a plazo fijo, estableces una rentabilidad y un plazo determinados, por lo que, desde el primer momento conoces el beneficio que tendrás y cuando lo tendrás.

Este producto de ahorro se caracteriza por asegurar tanto el interés como las ganancias. No obstante, a los intereses generados debemos quitarles el porcentaje que se queda Hacienda que ronda el 21%, además de las comisiones que tenga la apertura y mantenimiento de la cuenta asociada en la que tengas el depósito, aunque lo más habitual es que la entidad bancaria no te cobre comisiones de ningún tipo.

Ventajas de los depósitos a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo son productos fáciles de comprender y tanto el plazo definido como la rentabilidad contratada están definidos de forma muy concreta.

Además, el capital invertido en este tipo de productos financieros está garantizado tanto por el banco en el que lo contratas como por el Fondo de Garantía de Depósitos, por tanto la rentabilidad está garantizada a no ser que la entidad financiera quiebre.

dineroprestadoEs la mejor opción para invertir cuando no tienes mucha experiencia porque tienes seguridad y garantías además de la rentabilidad.

Existen otras opciones de depósitos pero no son tan seguras como los depósitos a plazo fijo. Hablamos de los depósitos estructurados o los depósitos combinados, también los bonos, pagarés, o participaciones preferentes. Otros productos más seguros son por ejemplo la deuda pública pero, en la actualidad ofrecen unos intereses muy similares a los de los depósitos a plazo fijo.

Básicamente podemos decir que un depósito a plazo fijo es una buena opción para invertir por dos motivos principales:

  • Porque este tipo de productos de ahorro cuentan con una doble garantía, por un lado la del propio banco o caja en el que lo contratas y por otro lado la del Fondo de Garantía de Depósitos.
  • Porque en el caso de que confíes más en la solvencia de otros países, puedes elegir siempre un depósito a plazo fijo de una entidad bancaria que esté adherida a un Fondo de Garantía de Depósitos extranjero, por ejemplo el Nemea Bank.

 

Consejos para elegir un depósito a plazo fijo

Un elemento muy variable es la rentabilidad de los depósitos a plazo fijo. Normalmente es difícil que exceda del 3% TAE, y lo normal que esté en torno al 2%. Antes de contratarlo estudia las ofertas que te puede hacer tu banco y lo que está ofreciendo la competencia, para adherirte a la mejor opción.

fajosEl plazo es también un punto a tener en cuenta ya que, lo normal es que los bancos te ofrezcan más rentabilidad cuanto mayor sea el plazo de tiempo que tengas el dinero en el depósito. Piensa en tu solvencia, si vas a necesitar el dinero o si puedes mantenerlo en el banco todo el tiempo que dure el depósito sin necesidad de retirarlo. Es posible que por un lado te interese más tener el depósito durante un plazo de cinco años porque la rentabilidad que obtengas será mayor, pero por otro lado, en esos cinco años puede que los tipos de interés hayan subido y por tanto tu depósito no es tan rentable. Quizá la mejor opción es la de un depósito a 12 meses. No obstante lo mejor es estudiar las diferentes opciones tanto de tu entidad financiera como de la competencia.

En los tiempos que corren, debemos desconfiar de las entidades. No sería la primera vez que escuchamos en los medios de comunicación la quiebra de un banco. Por este motivo, debemos estudiar la solvencia de la entidad porque será un factor determinante a la hora de elegir en qué banco queremos abrir nuestro depósitos. A lo mejor nos ofrecen menos rentabilidad, pero nuestro dinero estará más seguro.

Utiliza los comparadores de depósitos para conocer la última hora de las ofertas que pueden ofrecer las distintas entidades financieras sobre este tipo de productos.

 

Seguridad del depósito a plazo fijo

En los últimos meses la rentabilidad de estos depósitos ha descendido con respecto a la que se ofrecía en años anteriores. Normalmente la rentabilidad que se ofrece hoy en día es del 2% aunque en ocasiones podemos llegar a conseguir un 3%.

Para asegurarte de contratar el depósito a plazo fijo correcto, confirma antes con tu entidad los siguientes puntos:

  • Garantía: debes conocer que consecuencias puede tener tu inversión en el caso de que el banco tenga algún tipo de problema, es decir, saber si tu dinero y los intereses que te prometen están garantizados o corren algún riesgo.
  • Plazo: asegúrate de cuándo vas a recuperar tu inversión más los intereses generados. El plazo es un punto determinante a la hora de contratar el depósito.

No obstante, al contratar un producto de ahorro como el depósito a plazo fijo, debemos saber que está cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito Español, y este organismo, que está formado por banco, cajas de ahorro y el Banco de España, nos garantiza un capital de hasta 100.000 euros a devolver en tres meses.

En caso de contratar nuestro plazo fijo con una entidad extranjera, la garantía de nuestros ahorros vendrá fijada por el fondo de garantía de dicho país.

Según el adelanto de la rebaja del IRPF que entró en vigor el pasado mes de julio, podemos conocer el tipo de retención actual y el que se prevé para el próximo año, siendo:

 

Intereses generados Tipo de interés aplicable actual Tipo de interés para 2016
Hasta 6.000 euros 19,5% sobre los intereses 19% sobre los intereses
Hasta 50.000 euros 21,5% sobre los intereses 21% sobre los intereses
A partir de 50.000 euros 23,5% sobre los intereses 23% sobre los intereses